17 de septiembre de 2009

La reforma fiscal de México, paso a paso en el Congreso

MEXICO DF (Reuters/EP) - El presidente mexicano, Felipe Calderón, envió este mes al Congreso la ley de presupuesto para el 2010, junto con una reforma fiscal con la que busca enfrentar los efectos de la profunda recesión económica por la que atraviesa el país.

El proyecto fue bien recibido por las calificadoras crediticias -que han insistido en que México tiene que aumentar la recaudación tributaria y reducir la dependencia petrolera, o de lo contrario podrían reducir la nota soberana-, ya que lo ven como una señal de continuidad de la disciplina fiscal.

Pero legisladores de oposición, entre ellos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) -cuyo apoyo es clave para las reformas en el Congreso- dicen que no aprobarán un nuevo impuesto del 2 por ciento de aplicación general, porque castigaría los bolsillos de los mexicanos en medio de la crisis.

El plan fiscal propone también un aumento temporal al impuesto sobre la renta, un nuevo tributo a servicios de telecomunicaciones y alzas en gravámenes ya existentes.

Además, el proyecto de presupuesto propone un déficit fiscal del 0.5 por ciento del PIB e incluye medidas para reducir la estructura del Gobierno fusionando secretarías, congelando sueldos de funcionarios de alto nivel y disminuyendo gastos en embajadas, entre otros ahorros.

A continuación, algunas noticias breves en torno a las negociaciones de la iniciativa.

* Diputados de los principales partidos en la Cámara de Diputados dijeron que revisarán el actual sistema de regímenes especiales -por el que algunos sectores pagan menos impuestos-, en busca de identificar posibles fugas por evasión fiscal.

La propuesta para revisar el sistema fue presentada por el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ha planteado analizar otras opciones de ingresos fiscales para el Gobierno antes que aprobar un alza tributaria o nuevos impuestos.

* El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, pidió llegar a acuerdos que permitan "tomar las acciones necesarias para consolidar una nación de prosperidad", en referencia al apoyo que requiere el paquete económico para el 2010 que envió el Gobierno al Congreso.

* Diputados del PRI pidieron que en el plan de ahorros del Gobierno propuesto en el paquete económico se incluya también la desaparición de oficinas de varias secretarías en los estados, lo que implicaría restar 25,000 millones de pesos (1,884 millones de dólares) en el gasto corriente.

El recorte de gastos en el Gobierno propuesto en el paquete, combinado con el plan fiscal, generaría recursos adicionales y ahorros por 180,000 millones de pesos en el 2010, el equivalente a 1.4 por ciento del PIB.

(1dólar=13.2650)