21 de septiembre de 2009

Reforma de salud no cubre a inmigrantes ilegales: Obama

WASHINGTON (Reuters/EP) - El presidente estadounidense, Barack Obama, descartó el domingo que los inmigrantes indocumentados puedan beneficiarse de las reformas al sistema de salud que su Gobierno promueve en Estados Unidos.

"En estos momentos, el plan que hemos presentado -- y quiero ser absolutamente claro -- no debe de incluir trabajadores indocumentados", dijo Obama en una entrevista con la cadena de lengua española Univisión.

El intento de Obama por reformar del sistema de salud para extender la cobertura a 46 millones de personas sin seguro médico ha encontrado resistencia en el Congreso, donde una de las críticas es que extendería la cobertura médica pagada por los contribuyentes a inmigrantes ilegales.

Obama lo negó en un reciente discurso ante una sesión conjunta del Congreso, pero el representante republicano Joe Wilson, de Carolina del Sur, le gritó "¡Usted miente!" al presidente.

Existen unos 12 millones de inmigrantes ilegales en estados Unidos, en su mayoría latinoamericanos. Obama ha prometido una reforma integral de la política de inmigración de Estados Unidos, pero ha dicho que esa iniciativa no será revisada hasta el año que viene.

Obama afirmó en la entrevista con el periodista Jorge Ramos de Univisión que, como ocurre con los diferentes programas de seguro social, hay que ser ciudadano estadounidense o residente legal para tener acceso.

El presidente dijo que los indocumentados podrían contratar un seguro privado, ya que sería un asunto entre ellos y su asegurador. Pero no podrían optar al seguro subsidiado por el estado que Obama está promoviendo.

"Yo no creo que sea justo para los contribuyentes estadounidenses que incluyan esos subsidios especialmente cuando no va ha haber mucho dinero que repartir", dijo.

Consultado por Ramos sobre si no sería muy costoso un seguro privado, Obama respondió: "A mi me gustaría mucho resolver nuestro problema de inmigración, pero no puedo resolver todos los problemas de golpe".

Obama ha puesto como prioridad de su joven Gobierno lograr

la reforma del sistema de salud en Estados Unidos.

"El cuidado de la salud es un problema que no solamente impacta a todos los estadounidenses; impacta especialmente a los hispanos, quienes tienen el nivel más elevado de falta de seguro médico", dijo.