12 de agosto de 2009

Remesas a América Latina caerán 11 pct en 2009: BID

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Latinoamérica y el Caribe recibirán 62.000 millones de dólares en remesas este año, un 11 por ciento menos que en el 2008, en momentos en que los trabajadores migrantes sienten el impacto de la crisis económica global, dijo el miércoles el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La mayoría de los trabajadores que envían remesas a sus países de origen viven en economías industrializadas golpeadas por la recesión, como Estados Unidos, España y Japón, lo que redunda en envíos de menos dinero y con menos frecuencia.

"Sin embargo, las remesas han disminuido menos que otros flujos financieros privados a la región, ya que los migrantes siguen haciendo sacrificios para dar sustento a sus familias", dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Los flujos de efectivo cayeron un 15 por ciento en el segundo trimestre de este año frente a igual período del año anterior.

En Sudamérica, América Central y la región andina la caída fue menos pronunciada que en trimestres previos, mientras que en México y el Caribe el descenso se aceleró.

La baja en las remesas podría afectar a más de cuatro millones de personas en América Latina, un tercio de las cuales viven en México, que es por lejos el mayor receptor de dinero de migrantes en la región, señaló el informe.

Según el banco central de México, las remesas enviadas por los trabajadores en el exterior, principalmente desde Estados Unidos, sumaron 1.923 millones de dólares en junio. La baja fue menor que la caída interanual récord de 20 por ciento vista en mayo, en medio de una tenue mejora en la economía estadounidense.

Las remesas son una de las principales fuentes de dólares de México y de muchas economías de menor tamaño.

El dinero enviado desde Estados Unidos caería un 11 por ciento a unos 42.300 millones de dólares este año, mientras que las remesas desde Europa bajarían un 14 por ciento a 9.000 millones de dólares. Los fondos enviados desde otras partes del mundo descenderán un 4,5 por ciento a 10.400 millones de dólares.