2 de abril de 2015

Copiloto de Germanwings buscó información sobre suicidio y puertas de cabina

 

Copiloto de Germanwings buscó información sobre suicidio y puertas de cabina
YOUTUBE/ITV

   DÜSSELDORF/MARSELLA,  2 Abr. (Reuters/EP) -

   - El copiloto que se cree estrelló deliberadamente un avión de Germanwings en los Alpes franceses buscó en Internet maneras de cometer suicidio poco antes de la tragedia en la que murieron 150 personas, dijeron el jueves fiscales alemanes.

   En un comunicado, los fiscales en Düsseldorf señalaron que una computadora que hallaron en la casa del piloto Andreas Lubitz también mostró búsquedas sobre puertas de cabinas de avión y precauciones de seguridad relacionadas con ellas.

   La creciente evidencia de preparaciones de suicidio surgió al tiempo que la policía francesa halló la segunda caja negra, que contiene grabaciones del vuelo, lo que aumentó sus esperanzas de mostrar en detalle cómo el piloto de 27 años llevó el avión a su destino fatal.

   Si la caja negra está intacta, la grabadora de vuelo del Airbus A320 podrá brindar una detallada lectura de cientos de parámetros, incluido cualquier comando emitido desde el asiento del copiloto durante el vuelo del 24 de marzo con destino a Düsseldorf.

   Existe una "esperanza razonable" de que se pueda recuperar la información intacta pese a que la caja resultó dañada en el impacto, dijo el fiscal de Marsella, Brice Robin.

   Ese mismo fiscal sorprendió al mundo de la aviación el viernes al asegurar que la otra caja negra, recuperada a horas de la tragedia, indicaba que el copiloto había chocado el avión a propósito luego de encerrarse en la cabina.

   Pero los investigadores aún intentan entender por qué Lubitz tomó los controles del Airbus, se encerró en la cabina dejando afuera al piloto cuando éste fue al baño y llevó al avión directo a la montaña.

   En Düsseldorf, los fiscales dijeron que Lubitz había "buscado información (en una computadora) sobre maneras de cometer suicidio" entre el 16 y el 23 de marzo, un día antes del desastre.

   "En al menos un día, la persona había realizado durante varios minutos búsquedas relacionadas con las puertas de cabina y sus precauciones de seguridad", añadieron en un comunicado.

   El jueves, el periódico alemán Bild dijo que Lubitz supuestamente había mentido a sus médicos, diciéndoles que estaba de baja médica en vez de estar volando aviones comerciales.

   Robin dijo que se hallaron 150 muestras de ADN en el lugar del accidente, correspondiente al número de pasajeros y tripulación a bordo del avión.

   El fiscal señaló que, sin embargo, el hallazgo de las muestras no significa que todas las víctimas hallan sido encontradas.

   En cuanto una muestra sea identificada se informará a la familia de inmediato, dijo el fiscal a periodistas en Marsella.

   Además, se hallaron 470 artículos personales que incluyen 42 celulares, pero Robin dijo que parecía poco probable que fueran de ayuda.

   "Esos teléfonos están muy, muy dañados, lo que hace que el extraer información sea muy, muy difícil", dijo.

   Tras nueve días de búsqueda, un gendarme francés encontró la segunda caja negra en una quebrada, enterrada 20 centímetros bajo tierra en un lugar que ya había sido registrado varias veces, explicó el fiscal. Se había quemado y estaba ennegrecida y dañada.

   Las cajas negras, que en realidad son de color naranja, están diseñadas para soportar temperaturas de 1.100 grados Celsius por hasta una hora, según el fabricante Honeywell .

   Lufthansa, matriz de Germanwings, dijo que esperaba que el hallazgo de la segunda caja brindara respuestas.

   La aerolínea está bajo presión para explicar lo que sabía sobre el historial de depresión del copiloto y podría enfrentar demandas importantes por daños, según expertos legales.

   Dijo esta semana que cuando Lubitz retomó su formación como piloto en el 2009 dio a la escuela de pilotos documentos médicos que mostraban que había pasado por un "episodio previo de depresión grave".