18 de marzo de 2015

La Fed abre más la puerta a subida de tasa de interés

 

La Fed abre más la puerta a subida de tasa de interés
GETTY

   WASHINGTON,  18 Mar. (Reuters/EP) -

    La Reserva Federal de Estados Unidos se acercó un paso más a una muy anticipada subida de tasas de interés que sería la primera desde el 2006, al sacar la palabra "paciente" de su comunicado, aunque los mercados apostaban a un alza en septiembre después de que la Fed rebajó sus proyecciones económicas.

   Los mercados de acciones repuntaron tras el comunicado del organismo monetario, al tiempo que el rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 10 años cayó debajo del 2 por ciento por primera vez desde el 2 de marzo y el euro avanzaba contra el dólar debido a las previsiones más moderadas.

   La reducción de las estimaciones para el crecimiento y la inflación por parte del banco central estadounidense hizo pensar a los operadores que el alza de tasas no sería en junio.

   "Esto en gran medida era lo que se preveía, aunque algunos temían una Fed más estricta, y eso explica el repunte que estamos viendo ahora, que (la Fed) no declaró un momento preciso para subir las tasas", dijo John Carey, gerente de cartera de Pioneer Investment Management en Boston.

   En el comunicado posterior a su encuentro de dos días, el comité de política monetaria del banco central repitió su visión de que mejoraron las condiciones del mercado laboral.

   Si bien la declaración puso sobre la mesa un posible incremento de tasas en junio, también dio a la Fed suficiente flexibilidad como para actuar más adelante en el año, enfatizando que cualquier decisión dependerá de los datos.

   "El comité (de Mercado Abierto) anticipa que será apropiado subir el objetivo de rango de la tasa de fondos federales cuando haya visto una mejora mayor del mercado laboral y esté razonablemente confiado en que la inflación volverá a su objetivo de medio plazo del 2 por ciento", dijo la Fed en su comunicado.

   La Fed dijo que un incremento de la tasa en su reunión de abril seguía siendo "improbable" y sostuvo que su cambio en la orientación para las tasas no implicaba que el banco central hubiera decidido el momento de un ajuste del crédito.

   La Fed había dicho previamente que sería "paciente" a la hora de considerar cuándo comenzaría a normalizar su política monetaria.

   Si bien la Fed apuntó a que está más cerca de subir las tasas, las nuevas previsiones del banco central mostraron una perspectiva más cauta de sus pronósticos económicos.

   "La Fed sigue en curso pero el ritmo de ese incremento fue rebajado con respecto a las expectativas del mercado", dijo John Derrick, director de análisis de U.S. Global Investors en San Antonio, Texas.

   El resumen trimestral de proyecciones económicas de la Fed recortó su panorama de inflación para 2015 y redujo drásticamente su sendero proyectado para las tasas de interés, un dato conocido como la "línea de puntos" del banco central.

   La Fed continuó reconociendo que la inflación estaba debajo de las expectativas, afectada en parte por la caída de los precios energéticos.

   "La inflación se ha ralentizado más para quedar por debajo del objetivo de largo plazo del Comité", dijo la Fed.

   La presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha mantenido las tasas cerca del cero por ciento desde que asumió al frente del banco central en febrero del año pasado, aunque también ha conducido una constante reducción gradual de las promesas de dinero barato.

   Y mientras Yellen establece los fundamentos para el "despegue" de las tasas, la Fed continúa lidiando con datos económicos algo contradictorios: fuerte creación de empleos, crecimiento continuo y una saludable demanda del consumidor en Estados Unidos, pero combinados con un colapso global de los precios del crudo y una rápida escalada del dólar que podría significar que la Fed siga lejos de su meta inflacionaria de 2 por ciento.

   La Fed rebajó su visión de la actividad económica, al decir que el crecimiento se ha "moderado de cierta manera", un cambio desde diciembre, cuando citó la expansión de la actividad a un ritmo sólido.

   La tasa de fondos federales ha estado en su mínimo desde diciembre del 2008.

   La última vez que la Fed subió las tasas fue en junio del 2006, cuando el auge del mercado inmobiliario y el fuerte crecimiento económico la llevaron a incrementar la tasa referencial a 5,25 por ciento.

   Los inversores y economistas están divididos sobre si la subida inicial será en junio o en septiembre.

   El mercado de futuros de los fondos federales -la tasa de la Fed- apunta a un alza en septiembre mientras que un reciente sondeo de Reuters entre 70 economistas indicó una división en proporciones iguales entre junio y más adelante en el año.

   No hubo disenso entre los funcionarios en el comunicado de la Fed.