30 de junio de 2014

Fervor del Mundial impulsa la venta televisores en Chile

 

   SANTIAGO,  (Reuters/EP) -

     Las ventas minoristas en Chile subieron por la fiebre de los televisores para ver el Mundial de fútbol de Brasil, pese a que la actividad económica no ha logrado levantar cabeza tras el débil desempeño de las manufacturas y el alza en la tasa de desempleo a mayo.

   El Indice real de Ventas del Comercio al por Menor (IVCM) aumentó un sorpresivo 4,9 por ciento interanual en mayo, muy por encima del 1,6 por ciento de abril, pero igual se ubicó dentro de los más bajos registros de la base creada en el 2009, dijo el estatal Instituto Nacional de Estadísticas.

   Los productos electrónicos, principalmente televisores para ver la participación de Chile en la Copa Mundial de Brasil 2014, empujaron las ventas, junto a vestuario y calzados.

   El comportamiento de las ventas minoristas fue acompañado por el positivo desempeño de las ventas de supermercados, que anotaron un alza del 5,6 por ciento.

   Pero estas cifras contrastaron con la producción de manufacturas, que mostró un alza del 1,2 por ciento en mayo, algo en todo caso levemente mejor a lo esperado por el mercado.

   "El sector manufacturero tuvo su mayor crecimiento del año, motivado por un aumento en la elaboración de los productos alimenticios y bebidas, aunque continúa la contracción de la producción del sector metalúrgico", destacó en un informe la correduría Credicorp.

   En mayo, que tuvo un día laboral menos que igual período del año pasado, se registró una caída mensual del 0,2 por ciento, mientras que la cifra desestacionalizada registró un alza del 0,5 por ciento.

   Al opaco rendimiento de las manufacturas se sumó una tasa de desempleo que subió a un 6,3 por ciento en el trimestre móvil marzo-mayo, casi en línea con lo esperado por expertos, debido a factores estacionales y a la sostenida desaceleración de la economía.

   Para impulsar la actividad doméstica, el Banco Central ha recortado la tasa referencial de la economía en 100 puntos básicos desde octubre del año pasado y aún mantiene abierta la puerta a nuevas rebajas.

   El mercado laboral se había visto favorecido por una sostenida fortaleza del consumo interno, que se ha enfriado rápidamente en los últimos meses junto con una caída en la inversión.

   Bajo ese panorama, el Banco Central recortó recientemente su estimación de crecimiento de la economía a un rango de expansión de entre 2,5 y 3,5 por ciento este año.

   En línea con ese pronóstico y tras conocerse los datos sectoriales, analistas estimaron que la economía habría crecido entre 2,5 y 3,0 por ciento en mayo.