18 de marzo de 2015

RESUMEN-Tsipras exige a la UE que cese "acciones unilaterales", crece la tensión

Por Costas Pitas y Caroline Copley

ATENAS/BERLÍN, 18 mar, 18 Mar. (Reuters/EP) -

- El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, arremetió el miércoles contra sus socios europeos por criticar una nueva ley de ayuda a los pobres antes de su votación, diciendo que es la zona euro más que su Gobierno la que debe frenar las "acciones unilaterales" y mantener su palabra.

El apasionado discurso de Tsipras ante el parlamento, cuando se preparaba para votar la primera ley del Gobierno, marcó la última escalada en una guerra de palabras entre Atenas y sus acreedores, que ha avivado los riesgos de una bancarrota de Grecia y su eventual salida de la zona euro.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, convocó a una reunión por Grecia el jueves a pedido de Tsipras durante una cumbre de la Unión Europea con los líderes de Alemania, Francia, el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el jefe del Eurogrupo.

El izquierdista primer ministro griego está presionando por una decisión política para romper con la asfixia económica de Grecia, mientras que sus acreedores han insistido en que el Gobierno griego debe primero comenzar a implementar reformas acordadas previamente y llevar adelante conversaciones detalladas sobre sus planes financieros.

Las tensiones por las idas y vueltas de Grecia respecto a las condiciones de una extensión del rescate acordada el mes pasado han resurgido después de que un funcionario de la UE escribió al Gobierno griego instando a más conversaciones con los acreedores sobre la nueva ley antes de su votación.

La carta pide al gobierno de Tsipras que vuelva a reunirse con la UE para hablar sobre la ley o se arriesgue a "proceder unilateralmente" contra los términos del acuerdo del 20 de febrero, que extendió el rescate y evitó un colapso de los bancos griegos.

El comisario europeo de economía Pierre Moscovici negó que la UE estuviera tratando de evitar que Grecia apruebe la ley, pero dijo que el funcionario había hecho lo correcto al recordarle al Gobierno griego que consulte con sus prestamistas primero.

"La Unión Europea en su conjunto quiere a Grecia en la eurozona. Estamos firmemente comprometidos a eso", dijo Moscovici en una rueda de prensa, pero agregó que el acuerdo de febrero debe ser respetado. "Grecia debe permanecer en la zona euro (...) pero bajo estas condiciones", agregó.

Un indignado Tsipras defendió la llamada ley contra la "crisis humanitaria" -que brinda cupones de alimentos y electricidad gratuita para los pobres- como la primera ley en cinco años redactada por el Gobierno griego en lugar de ser ordenada por los tecnócratas europeos.

"Si lo están haciendo para asustarnos, la respuesta es: no nos asustaremos", dijo Tsipras ante el parlamento. "El Gobierno griego está decidido a cumplir el acuerdo del 20 de febrero. Pero exigimos lo mismo de nuestros socios. Que respeten el acuerdo que ellos mismos firmaron", agregó el primer ministro.

La ley fue aprobada en principio por los legisladores antes de una votación formal posterior, cuando se espera que sea refrendada por un amplio margen, incluso con el apoyo de la oposición.

Tsipras continuó su ataque contra los "tecnócratas de la UE" por la carta.

"El comportamiento de algunos, no todos, nuestros socios y especialmente algunos de los tecnócratas y equipos técnicos sólo confirma los argumentos del lado griego", señaló Tsipras.

"¿Qué más se puede decir a quienes tienen la audacia de decir que abordar una crisis humanitaria es una acción unilateral?"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó su preocupación por el ritmo de avance en la resolución de la crisis de deuda de Grecia, e instó a todas las partes a controlar la situación.

"Todavía estoy preocupado, no estoy satisfecho", declaró Juncker en una conferencia de prensa. "Me gustaría que todos tengan control sobre sí mismos", agregó.