2 de julio de 2009

RESUMEN 1-Ventas autos EEUU caen en junio, Ford gana mercado

Por David Bailey

DETROIT (Reuters/EP) - Las ventas de autos en Estados Unidos cayeron un 28 por ciento en junio, la baja menos brusca en nueves meses, y Ford Motor Co presentó mejores resultados que otras automotrices y superó a sus rivales de Detroit.

Las automotrices dijeron que los resultados apuntan a una mayor estabilidad de la economía, pero no marcan un giro del vapuleado mercado de autos estadounidenses, que ya lleva cuatro años de caída.

Ford, la única automotriz que no ha recibido financiamiento de emergencia del Gobierno de Estados Unidos, reportó una disminución de un 10,9 por ciento de sus ventas en Estados Unidos durante junio, mejor de lo que anticipaban algunos analistas.

Los resultados de las ventas se conocen mientras General Motors Corp está pidiendo a una corte estadounidense de bancarrota que le permita una venta rápida de sus mejores activos a una nueva empresa patrocinada por el gobierno del presidente Barack Obama, para evitar una liquidación.

GM presentó una caída del 33,6 por ciento de las ventas en Estados Unidos en junio, y su tono fue más cauto que el de sus rivales sobre la economía, durante una conferencia telefónica con analistas y periodistas.

"Nuestros resultados son modestos", dijo el jefe de ventas de GM, Mark LaNeve.

"Nuestros clientes están esperando una salida muy rápida de la bancarrota, similar a lo que vieron en Chrysler", añadió.

Toyota Motor Corp informó de que las ventas bajaron un 31,9 por ciento en junio.

Chrysler Group LLC, en su primer reporte de ventas tras ser vendida a un grupo liderado por la italiana Fiat SpA, reportó una contracción de un 42 por ciento.

Honda Motor Co Ltd, que había presentado ventas fuertes en Estados Unidos el año anterior debido a que un aumento en los precios de la gasolina impulsó la demanda de autos pequeños, presentó un retroceso del 29,5 por ciento en las ventas.

Nissan Motor Co Ltd anotó una caída de un 23,1 por ciento, en línea con lo esperado por los analistas, y dijo que había algunas señales optimistas de que la demanda se había estabilizado después de una espiral bajista tras el colapso de los mercados financieros en septiembre.

"No diría que la industria ha dado un giro de 180 grados, pero sí que en los últimos 60 días se ha estabilizado", dijo Al Castignetti, gerente general de Nissan en Estados Unidos, en una a Reuters.

Algunos de los más optimistas analistas y economistas esperaban que las ventas de la industria en general en Estados Unidos superaran las 10 millones de unidades en junio, las más fuertes de este año.

No obstante, las ventas de toda la industria fueron de 9,69 millones en tasa anualizada, según Autodata, subrayando la continua incertidumbre que reina en el mercado más grande para autos en medio de la desaceleración de las ventas.

Los economistas observan las tasas de ventas como una primera señal de apetito de los consumidores por bienes de precios altos, pero un rango de 10 millones de unidades aún sería uno de los resultados más débiles desde comienzos de la década del 1980.

INCENTIVOS RECORD PARA LOS AUTOS

Las cifras de ventas de autos en Estados Unidos han estado convulsionadas en los últimos meses por las bancarrotas de General Motors Corp y Chrysler. Chrysler cortó relaciones con cerca de 800 distribuidores a comienzos de junio.

Las automotrices también han estado poniendo en juego una cantidad récord de incentivos, en forma de efectivo o financiamientos especiales, para impulsar el tráfico de clientes, lo que oscurece aún más la visibilidad de la demanda de largo plazo de vehículos.

La firma de análisis Edmunds dijo que junio fue el mes más costoso de la historia. El incentivo promedio por vehículo vendido en Estados Unidos fue de 2.930 dólares, un 20 por ciento más que en el mismo mes del año anterior. La firma prevé que los incentivos caerán dado que los recortes a la producción en los últimos meses limitan a los inventarios.

"Los incentivos de junio nunca han sido tan altos, pero anticipamos que la corriente está a punto de cambiar", dijo el director ejecutivo de análisis de la industria de Edmunds, Jesse Toprak, en un comunicado.