17 de septiembre de 2009

RESUMEN1-Inicios y permisos construcción EEUU,en máximos 9 meses

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters/EP) - Los nuevos inicios de construcción de viviendas y permisos de edificación en Estados Unidos subieron en agosto a su mayor nivel desde noviembre y la cifra de personas que pidieron seguro de desempleo cayó la semana pasada, señales de un sólido repunte económico en marcha.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que los inicios de construcciones de casas crecieron un 1,5 por ciento a un ritmo desestacionalizado anual de 598.000 unidades, casi en la marca de las expectativas de los analistas de 600.000.

En otro informe, el Departamento de Trabajo informó que el número de trabajadores que pidieron por primera vez el seguro de desempleo bajó imprevistamente en 12.000 la semana pasada, a 545.000, su menor nivel desde principios de julio.

"La caída en las nuevas solicitudes (de seguro de desempleo) sugiere que las severas presiones sobre el mercado laboral siguen amainando", comentó Alan Gayle, estratega de inversión de Ridgeworth Investments.

"Claramente, la presión se mantiene, pero estamos viendo una gradual mejoría desde los máximos que tuvimos hace unos meses", agregó.

En otro dato positivo, el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia dijo que la actividad fabril en la costa este de Estados Unidos aumentó en septiembre a su mayor nivel desde junio del 2007.

El índice de la Fed de Filadelfia se ubicó en 14,1 en septiembre contra 4,2 en agosto. Los economistas consultados por Reuters habían proyectado una lectura de 8,0.

"El mensaje es que la recuperación continúa. Esto es consistente con todos los otros indicadores. Se ha establecido un piso y la economía se apresta a un rebote", dijo Richard Dekaser, presidente de Woodley Park Research.

Las acciones en Estados Unidos cotizaban estables a mitad de una volátil sesión, mientras que los bonos del Tesoro a 30 años extendían sus ganancias tras los dispares resultados de los datos de construcción.

Los inicios de viviendas unifamiliares bajaron un 3 por ciento el mes pasado, a una tasa anual de 479.000 unidades, después de cinco meses seguidos de incrementos.

REACTIVACION

Los inicios en el volátil segmento multifamiliar saltaron un 25,3 por ciento, a un ritmo de 119.000, lo que revirtió la caída del mes previo.

Si se compara con agosto del año pasado, los inicios de construcciones se hundieron un 29,6 por ciento.

El mercado de la vivienda, el principal detonante de la peor recesión en Estados Unidos en siete décadas, está exhibiendo señales de estabilización y los analistas esperan que la actividad sectorial contribuya a la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del actual trimestre.

El miércoles se conoció un sondeo de confianza entre las constructoras estadounidenses, que registró en septiembre su mejor nivel en 16 meses, lo que es un buen anticipo del futuro del sector.

Cifras de diversos sectores, como el minorista o el industrial, han exhibido signos que anticipan un sólido crecimiento económico en el tercer trimestre, pero las preguntas sobre la sustentabilidad de la recuperación persisten en medio de un obstinado alto desempleo.

El informe del Departamento de Trabajo mostró que las solicitudes de personas que siguieron con ayuda por desocupación tras una semana inicial de beneficios se incrementaron en 129.000, a 6,230 millones, en la semana terminada el 5 de septiembre, la última para la que hay datos disponibles.

Este fue el mayor aumento en una semana desde fines de junio, cuando las solicitudes continuas avanzaron en 180.000.

Los nuevos permisos de edificación, que dan una señal sobre el rumbo de la construcción de casas, treparon un 2,7 por ciento, a 579.000 unidades, en agosto, lo que se compara con la previsión promedio de los analistas de 580.000 unidades. Si se compara con el mismo periodo del año anterior, cayeron un 32,4 por ciento.

El inventario del total de casas en construcción se hundió a un mínimo histórico de 595.000 unidades en agosto, dijo la agencia, mientras que la cifra total de permisos autorizados pero no iniciados también tocó un mínimo histórico de 99.000.