27 de agosto de 2009

Retroceso acciones alivia caída en bonos EEUU antes de subasta

Por Richard Leong

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los bonos del Tesoro estadounidense cedían sus pérdidas el jueves, después que una caída en las acciones revivió la demanda por la seguridad de la deuda, compensando parcialmente las usuales ventas antes de una subasta de 28.000 millones de dólares en notas a siete años.

Por otra parte, los datos oficiales del día alentaron la idea de que una recuperación gradual se estaría gestando en Estados Unidos.

"La gente se ve nerviosa. Están tomando ganancias de las acciones y llevando parte de ese dinero a los bonos", dijo Richard Lee, director gerente de renta fija con Wall Street Access en Nueva York.

El volumen de las operaciones ha sido ligero en los bonos y las acciones, causando erráticos movimientos intradiarios en ambos mercados, dijeron analistas.

El precio de la nota de referencia a 10 años caía 3/32 a 101-14/32 después de tocar un mínimo en la sesión de 100-30/32. Su rendimiento, inversamente proporcional a su precio, subía a 3,45 por ciento desde el 3,44 por ciento del miércoles.

Se espera que la subasta de notas a siete años tenga una demanda estable tras las sólidas ventas de papeles a dos y cinco años el martes y el miércoles. Esta semana, el Tesoro vende un total de 109.000 millones de dólares en nueva deuda.

Los datos del día sobre solicitudes de beneficios de desempleo y el Producto Interno Bruto llevaron a que las notas a largo plazo tocaran brevemente mínimos en la sesión, pero los informes no lograron cambiar la visión a largo plazo de los analistas sobre una recuperación lenta y dispareja.

"Los datos (son) mejor de lo esperado, aunque a duras penas son fuertes", dijo David Ader, encargado de estrategia de bonos del Gobierno con CRT Capital Group en Stamford, Connecticut.

Los encargados de política monetaria de la Reserva Federal han hecho eco de esta visión sobre la economía esta semana.

Más temprano el jueves, Jeffrey Lacker, presidente de la Fed de Richmond, dijo que la economía estadounidense parecía haberse estabilizado, pero advirtió: "las condiciones siguen siendo complicadas en muchas industrias y localidades".

El precio de los papeles a siete años caía 2/32 para un rendimiento de 3,09 por ciento, frente al 3,08 del miércoles. En el mercado en el momento de su emisión, los operadores esperan que las nuevas notas a siete años alcancen un rendimiento de 3.117 por ciento.

Esto contrasta con la elevada renta de 3,369 obtenida en la subasta de cupones de este vencimiento el mes pasado.

Los principales indicadores bursátiles estadounidenses caían por el retroceso en el precio del petróleo y la debilidad en las acciones de energía y tecnología.