31 de agosto de 2009

RUGBY-Entrenador Deans mantiene la fe en Wallabies

SIDNEY (Reuters/EP) - El entrenador de Australia Robbie Deans dijo el domingo que se resistirá a la tentación de hacer grandes cambios en su equipo, luego de su cuarta derrota consecutiva de la temporada el sábado, en el torneo de rugby Tres Naciones.

Los Wallabies se alejaron del título de este año con una derrota 32-25 frente a Sudáfrica en el Subiaco Oval de Perth, con lo que su racha de derrotas en la competencia se extendió a seis partidos en total.

Dos tries cuando el partido estaba por terminar hicieron que el marcador final fuese más respetable para los Wallabies, pero no hubo forma de escapar del hecho de que el equipo australiano fue completamente superado por los campeones mundiales.

Deans dijo a periodistas que estaba considerando hacer algunos cambios para el partido del próximo fin de semana ante los Springboks en Brisbane, pero que no serían grandes.

El neozelandés aún está formando su equipo y estilo de juego para prepararse para la Copa del Mundo del 2011 y dijo que quería dar más tiempo a los jugadores más jóvenes.

"No queremos exponer a todos al mismo tiempo (...) Puedes decir 'mira hacia el futuro, aquí es donde estaremos dentro de cinco años, vayamos hacia allá ahora'", dijo Deans.

"Pero puedes arruinar el futuro si no controlas las llegadas. Forzar sólo por forzar no es apropiado para ese fin", añadió.

En lugar de estar desanimado por los resultados de su equipo, Deans dijo que creía que los australianos estaban logrando un progreso alentador.

Sus dos oponentes en Tres Naciones, Sudáfrica y Nueva Zelanda, son los equipos mejor evaluados en el mundo y tres de las cuatro derrotas de Australia han sido por siete puntos o menos.

"Es otra experiencia ganada. No hay duda que el sufrimiento que están experimentando ahora los ayudará a largo plazo", dijo Deans.

El desempeño de los Wallabies se ha visto afectado por una gran cantidad de lesionados que ha mantenido sin jugar al capitán StirLing Mortlock, al experimentado segunda línea Nathan Sharpe y al centro Berrick Barnes.