14 de agosto de 2009

Rusia desmiente avistamiento de barco en Cabo Verde

PRAIA/MOSCU (Reuters/EP) - Los informes de que un barco mercante perdido habría aparecido cerca de las islas de Cabo Verde, en el Océano Atlántico, son falsas, dijo el viernes un enviado ruso a ese país, citado por la agencia RIA.

La desaparición del Arctic Sea y su tripulación rusa de 15 integrantes ha desconcertado a autoridades en Europa y el norte de Africa. Moscú envió barcos de guerra para encontrar al navío perdido.

La agencia de noticias portuguesa Lusa dijo más temprano el viernes que el carguero de 4.000 toneladas se encontraba a 400 millas náuticas mar adentro del archipiélago Africano Occidental, mientras que Francia informó que tenía informes sobre un avistamiento que podría tratarse del Arctic Sea.

"Hubo informes de que un barco carguero similar al buscado fue visto a 400 millas náuticas al norte de la isla de Santo Antao", afirmó Alexander Karpushin, embajador de Rusia en Cabo Verde, citado por RIA.

"Sin embargo, se comprobó que esa información no era verdadera", agregó, citando una reunión con el jefe de las fuerzas armadas de Cabo Verde.

Previamente, Lusa citó al director general de Defensa de Cabo Verde, Pedro Reis, diciendo que el barco estaba en aguas internacionales al norte de Sao Vicente, una isla de ese país cercana a Santo Antao.

Un portavoz naval francés reveló a Reuters que la Inteligencia de su país cuenta con información que sugiere que fue localizado un navío cuya descripción concuerda con la del Arctic Sea al norte de Cabo Verde. Esos datos fueron entregados a Rusia y Malta.

"Hoy más temprano, la inteligencia francesa encontró un barco en el Océano Atlántico Sur, al nivel (de latitud) de Brasil, que podría encajar con la descripción del Arctic Sea", dijo el capitán Jerome Baroe a Reuters en París.

Las indicaciones de que el navío se encontraba al norte de Cabo Verde habrían corroborado los informes de que éste se dirigía hacia al Atlántico.

Sin embargo, el mayor Antonio Monteiro, comandante del escuadrón naval de la Guardia Costera de Cabo Verde, dijo que no podía confirmar la información de que el carguero había pasado al norte de la isla.

En otro reporte, Lusa citó a una fuente no identificada en Cabo Verde diciendo que las autoridades de la isla "están en contacto con organizaciones internacionales que están permanentemente entregando información sobre los movimientos del barco".

La Comisión Europea expresó más temprano el viernes sus dudas respecto a que el barco mercante haya caído presa de los piratas, como había sugerido el operador del buque.

El buque, de bandera de Malta y con una carga de madera valorada en 1,3 millones de dólares, lleva tripulación rusa y tenía previsto atracar el 4 de agosto en el puerto argelino de Bejaia. Nunca llegó y se cree que su último contacto fue desde la costa atlántica francesa.

La preocupación por la seguridad de los 15 tripulantes aumentó cuando la Autoridad Marítima de Malta dijo que había recibido información de que el barco fue abordado por hombres armados y enmascarados que se hicieron pasar por agentes antidroga en aguas suecas el 24 de julio.