28 de septiembre de 2015

Salvadoreño gana el premio 'Hult Prize' por idear un negocio para la educación

   NUEVA YORK, 28 Sep. (Notimérica) -

   Un salvadoreño, junto a un equipo de tres compañeros del máster de Administración de Empresas de la Universidad Nacional de Chengchi, en Taiwan, ha sido el vencedor del premio anual 'Hult Prize', que se entrega a la mejor propuesta de negocio basada en unas directrices que se publican un año antes.

   El premio, otorgado por la Hult School of Business y por la Clinton Global Iniciative, perteneciente al ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, está dotado con un millón de dólares.

   En esta ocasión, la competición consistía en crear empresas sociales sostenibles que atacaran la deficiente educación temprana que reciben niños de entre 0 y 6 años en asentamientos precarios.

   Andrés Escobar, junto a sus compañeros Juan Diego Prudot, de Honduras; Taylor Scobbie, de Canadá; y An-Nung Chen, de Taiwán; realizaron un modelo de negocio que consiste en que todo aquel que quiera pueda invertir en la creación de guarderías (IMPCT Playcare) que serían gestionadas por un emprendedor local, como por ejemplo madres o padres de la misma comunidad.

   El 'Hult Price', que lleva entregándose desde 2010, se otorgó a Andrés Escobar y a su equipo en Nueva York tras superar una fase regional, clasificada en seis 'divisiones', en la que se enfrentaron a más de 20.000 estudiantes de todo el mundo.

   El ex presidente estadounidense Bill Clinton anunció un año antes, en la reunión anual de la Clinton Global Iniciative, las bases del concurso, y cual es el tema propuesto para que todos aquellos estudiantes que lo deseen presenten un proyecto acorde con las condiciones establecidas.

UN MODELO DE NEGOCIO MUY NECESARIO.

   La idea de crear este negocio vino inspirada por una madre salvadoreña, llamada Rosita, que reside en una zona pobre de El Salvador, y que montó en su propia casa una guardería. Por falta de fondos, no puede ampliar su negocio, ni mejorar las infraestructuras para ofrecer mejor educación a los niños.

   "Es una solución a largo plazo para reducir la violencia de nuestro país, todo comienza por la educación", sostuvo Escobar al diario digital 'ElSalvador.com'.

   Cada una de las guarderías 'IMPACT Playcare' tiene una capacidad de ofrecer un servicio a 20 familias de cada comunidad.