18 de junio de 2009

Sindicatos de Letonia protestan contra recorte presupuestario

Por Patrick Lannin

RIGA, Letonia (Reuters/EP) - Letonia debe aprender de los errores económicos del pasado y enfrenta un período aún más difícil, dijo el jueves el presidente del país, mientras los sindicatos protestaban por los fuertes recortes presupuestarios que según el Gobierno, son necesarios para conseguir más préstamos internacionales.

Letonia, cuya economía podría contraerse casi 20 por ciento este año, ha reducido su presupuesto para el 2009 en 500 millones de lats (999,6 millones de dólares), incluyendo disminuciones de 20 por ciento en los salarios del Estado y de 10 por ciento en las pensiones.

El Gobierno ha dispuesto los recortes con el objetivo de conseguir nuevos préstamos de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a fin de evitar la bancarrota del Estado y una posible devaluación cambiaria.

"No sólo tenemos que admitir que nuestras decisiones a menudo han sido equivocadas, sino además debemos asumir la responsabilidad de ello", dijo el presidente Valdis Zatlers al parlamento en su último día antes de un programado receso veraniego.

"Hemos manejado mal nuestro Estado", agregó Zatlers, quien ha estado en su cargo desde mediados del 2007. La misma existencia de Letonia está en juego, dijo, instando al parlamento a iniciar inmediatamente el trabajo del presupuesto del próximo año.

El Gobierno ha dicho que sus decisiones duras eran necesarias para evitar un destino aún peor, la bancarrota total.

Pero los sindicatos están furiosos por los recortes, que según dicen los maestros, significan que sus salarios caerán incluso 40 o 50 por ciento.

Varias miles de personas se congregaron para una protesta organizada por la principal federación sindical, que comenzó al mediodía (0900 GMT).

El miércoles, el ministro de Salud renunció, pues se rehusaba a aplicar las reducciones en su área.

Todos los esfuerzos de Letonia buscan liberar el giro de nuevos créditos de un rescate de 7.500 millones de euros acordado con el FMI y la UE el año pasado.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE Joaquín Almunia dijo a la radio letona que el Estado báltico ahora puede prever pronto una decisión de la UE sobre la liberación de 1.200 millones de euros adicionales.