18 de junio de 2009

Sindicatos de Letonia protestan contra recortes

Por Patrick Lannin

RIGA, Letonia (Reuters/EP) - Miles de personas salieron a protestar el jueves contra los duros recortes presupuestarios en Letonia, que el Gobierno necesita para conseguir más préstamos internacionales.

Por su parte, el presidente letón dijo que los políticos de esta nación ex-soviética tenían que aprender de los errores económicos del pasado.

El presidente y el primer ministro también pidieron disculpas a la población por las reducciones presupuestarias de 500 millones de lats (999,6 millones de dólares) este año, incluyendo rebajas de salarios estatales de 20 por ciento y de 10 por ciento para las pensiones.

La manifestación fue pacífica y en ella participaron principalmente personas de edad media y ancianos, reflejando el duro golpe que han implicado los recortes para los maestros y los pensionados. Según el Gobierno, estos recortes son necesarios para salvar al país de la bancarrota.

Algunos portaban pancartas que decían "no roben a los pobres jubilados" o "un profesor contento equivale a una buena educación".

"No podemos salvar al Estado a expensas de los pensionados, los maestros, los trabajadores de la salud, los policías y los trabajadores de la cultura", dijo el líder sindical Peteris Krigers ante la multitud.

El ministro de Finanzas Einars Repse se presentó en el encuentro y entró a la multitud ante una mezcla de gritos de aprobación y abucheos, pero se fue cuando la multitud le negó la palabra.

La protesta era una expresión de furia ante los recortes, que los letones parecen ver con una combinación de resignación y asombro.

"Me enteré por la televisión que mi salario será de 130 lats (260 dólares) por mes, y el nivel mínimo de subsistencia es de 170, no sé cómo voy a hacer para vivir", dijo Inta Lindemane, una maestra de jardín de infantes de 50 años de edad.

Agregó que esto significaba que su salario sería de sólo un tercio de lo que era antes. Los maestros dicen que los recortes presupuestarios han caído más sobre ellos, con recortes salariales acumulados de hasta 40 y 50 por ciento.

RESPONSABILIDAD

Todos los esfuerzos de Letonia buscan liberar el giro de nuevos créditos de un rescate de 7.500 millones de euros acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE) el año pasado.

Pero el Gobierno ha sido criticado por tardar mucho en definir los recortes y por anunciar repentinamente la cifra de reducción de 500 millones de lats tras unas elecciones locales.

"No sólo tenemos que admitir que nuestras decisiones a menudo han sido equivocadas, sino que además debemos asumir la responsabilidad de ello", dijo el presidente Valdis Zatlers al parlamento en su último día antes de un programado receso veraniego.

"Hemos manejado mal nuestro Estado", agregó Zatlers, quien ha estado en su cargo desde mediados del 2007. La misma existencia de Letonia está en juego, dijo, instando al parlamento a iniciar inmediatamente el trabajo del presupuesto del próximo año.

"Debemos pedirles disculpas (a los letones) personalmente", sostuvo.

En un comunicado difundido el miércoles por la noche, el primer ministro Valdis Dombrovskis también dijo que estaba apenado por la situación "y por las tribulaciones que todos tendremos que enfrentar".

El miércoles, el ministro de Salud renunció, pues se rehusaba a aplicar las reducciones en su área.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, dijo a la radio letona que el Estado báltico puede prever pronto una decisión de la UE sobre la liberación de 1.200 millones de euros adicionales.