31 de agosto de 2009

Sólo habrá diálogo si detienen asentamientos: colaborador Abbas

RAMALLAH, Cisjordania (Reuters/EP) - El presidente palestino, Mahmoud Abbas, rechazará cualquier invitación de Estados Unidos a reanudar las negociaciones de paz con Israel, a menos que Washington convenza al Estado judío de que congele la actividad de los asentamientos, dijo el lunes un colaborador.

Nabil Shaath dijo que sólo un total congelamiento de los asentamientos sin excepciones o "lagunas jurídicas" y un compromiso israelí para establecer un Estado palestino serán suficientes para persuadir a Abbas de regresar a la mesa de negociación.

Shaath dijo a corresponsales extranjeros en Ramallah que la posición del comité central del partido Fatah de Abbas es que el congelamiento de los asentamientos judíos debe ser implementado en toda Cisjordania y el este de Jerusalén y no debe estar limitado por "plazos de tiempo" artificiales.

El funcionario dijo que el único límite de tiempo que aceptarían los palestinos es que el congelamiento sea temporal, pero que de todos modos debe durar hasta que se logre un acuerdo de paz definitivo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha estado negociando con el enviado del presidente estadounidense, George Mitchell, hasta dónde Israel podría asegurarse exenciones al congelamiento de los asentamientos que demandó Barack Obama.

Fuentes políticas dijeron que las salvedades podrían incluir la construcción en el este de Jerusalén, la finalización de proyectos ya iniciados o el "crecimiento natural" de los asentamientos existentes.

Shaath, que fue reelecto en agosto para el comité central de Fatah y fue primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores palestino, rechazó las sugerencias de que Abbas tendría poco margen de libertad para retornar a las negociaciones si Obama acuerda un compromiso por los asentamientos.

Cuando le preguntaron qué dirían los líderes palestinos si Obama les pidiera negociar sobre la base de un congelamiento limitado, Shaath señaló: "Yo diría, señor Obama, lo queremos (...) pero me temo que esto no es suficiente para que regresemos al proceso de paz".