4 de junio de 2014

SONDEO-Euro debe caer a 1,30 dólares para convencer al BCE: analistas

* BCE querría ver al euro en o bajo 1,30 dlr para que ayude a inflación a ceder * Euro no se debilitaría tanto sino hasta el año próximo Por Sumanta Dey

4 jun, 4 Jun. (Reuters/EP) -

- El Banco Central Europeo espera que el euro cotice en alrededor de 1,30 dólares para contribuir con un deseado aumento en los precios, dijeron estrategas de mercado consultados por Reuters, aunque calcularon que a la moneda tardaría al menos un año en llegar a ese nivel.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en mayo que el banco estaría cómodo con aplicar un alivio de la política en su reunión de junio, siempre que sus pronósticos apoyen tal decisión y si el euro, que en ese momento cotizaba a poco menos de 1,40 dólares, mantenía su fortaleza contra el dólar.

Desde entonces, el euro se ha depreciado en más de un 2 por ciento a 1,36 dólares, lo que sugiere que los mercados financieros ya calcularon un leve recorte tanto en las tasas de refinanciamiento como en las tasas de depósito del BCE, junto con algún tipo de programa de créditos para empresas.

"Aún si el BCE logra que el euro caiga con las medidas de política que se anticipan para esta semana, me cuesta ver cómo tasas negativas de depósito (...) (o compras de activos) contribuirían en algo a impulsar el crédito", escribió Kit Juckes, jefe de estrategia cambiaria de Societe Generale, en una nota a clientes.

"Entonces, el BCE sólo espera que la recuperación económica en Estados Unidos gane impulso y que eso saque fuera de peligro tanto al dólar como al crecimiento global".

Apenas cuatro de los 64 analistas encuestados pronostican que el euro cotizará a 1,30 dólares en los próximos tres meses, mientras que 20 analistas calculan un plazo de seis meses.

El nivel de los 1,30 dólares se convierte en la visión de consenso para fines de mayo de 2015.

La encuesta, realizada entre el 2 y el 4 de junio, mostraba un visión de consenso para que el euro cotice a 1,36 dólares en un mes, a 1,35 dólares en tres meses y a 1,32 dólares en seis meses, todo en línea en general con la baja real de la moneda desde el último sondeo.

Sólo el mes pasado, la atención estaba en qué nivel tendría que estar el euro para que se generase una acción de política que evitara una subida. Desde entonces ha caído con fuerza por las expectativas de que Draghi transformará sus palabras en obras.

Economistas, estrategas y operadores de mercados de monedas en la zona euro consultados por Reuters durante el último mes están convencidos de que las medidas que anuncie el BCE tras su reunión del jueves, si se entregan siguiendo las líneas esperadas, tendrán poco a ningún impacto sobre la moneda.

"Si el BCE hace lo que tenemos en mente -bajar las tasas de refinanciamiento y las de depósito y anunciar un nuevo financiamiento para un esquema de crédito a empresas- no será un cambio dramático", opinó Roberto Mialich, estratega cambiario de UniCredit en Milán.