10 de junio de 2014

SONDEO-Préstamos del BCE a largo plazo tendrían fuerte demanda, no estimularán crédito interbancario

BANGALORE, 10 jun, 10 Jun. (Reuters/EP) -

- La demanda para los recientemente anunciados préstamos a largo plazo del Banco Central Europeo será fuerte pero contribuirá poco para estimular el crédito interbancario, dijeron operadores consultados por Reuters.

El presidente del BCE, Mario Draghi, anunció la semana pasada un grupo de medidas para combatir la baja inflación, entre ellas la reducción de las tasas de interés a mínimos históricos y una nueva serie de préstamos conocidos como operaciones de refinanciamiento a largo plazo específicas (TLTROs, por sus siglas en inglés).

Diecinueve de los 21 operadores sondeados esperan una acogida de más de la mitad de los aproximadamente 400.000 millones de euros que el BCE ofrece con la esperanza de estimular el crédito.

Pero más de dos tercios de los operadores dijeron que esas esperanzas serían vanas.

Los nuevos préstamos de largo plazo incluyen la condición de que los bancos utilicen los fondos para otorgar créditos en el sector privado no financiero del bloque europeo. Si esa condición no se cumple, los bancos tendrán que devolver esos fondos en dos años en lugar de cuatro.

"Es una buena oportunidad para que los bancos obtengan efectivo barato a pesar de estar dirigido. Porque incluso si los bancos no cumplen con la condición, tendrán dos años para devolverlo, lo que implica un tiempo largo para ganar dinero rápido", señaló un operador.

En una señal de que habría una fuerte demanda por el efectivo barato, 13 operadores dijeron que esperan que los bancos aprovechen todos o la mayoría de los créditos, mientras que seis indicaron que esperan que alrededor de la mitad los usaran. Los dos operadores restantes dijeron que no se solicitaría demasiado dinero.

"Las vigentes restricciones por los balances de los bancos seguirán siendo un lastre para el crédito neto pero, en líneas generales, creemos que hay campo para que los TLTROs generen una demanda decente (con un norte de 300.000 millones de euros, inicialmente) y que ganen impulso con el tiempo", escribió en una nota Frederik Ducrozet, economista en CA-CIB.

En un indicio de que las últimas medidas del BCE están al menos reduciendo las tasas de los mercados de dinero, las tasas EONIA -la cantidad que los bancos de la zona euro se cobran entre sí para prestar dinero- tocó un mínimo histórico apenas por encima de cero, a 0,053 por ciento.

El BCE también prometió una adjudicación completa en tasas fijas de sus operaciones de refinanciación hasta fines del 2016.