27 de agosto de 2009

Stanford es hospitalizado, ex-colaborador se declara culpable

Por Anna Driver

HOUSTON (Reuters/EP) - Mientras su antiguo y polémico jefe era internado en un hospital, el ex-presidente financiero de Stanford International Bank se declaró culpable el jueves de las acusaciones que se le imputan vinculadas a un presunto fraude de 7.000 millones de dólares.

El mismo jueves en la mañana, el magnate Allen Stanford, que iba a presentarse ante un tribunal el jueves por la millonaria estafa de la que es acusado y que dejó víctimas en buena parte de América Latina, fue trasladado a un hospital en Conroe, estado de Texas.

Allen Stanford, quien encabezara el banco Stanford International y fuera culpado de montar un gigantesco esquema ilegal de depósitos, ingresó al recinto clínico debido a un pulso "extremadamente alto" y un ritmo cardíaco irregular, comentó el juez David Hittner en una audiencia judicial.

Por su parte, James Davis, ex jefe financiero de Stanford y que ha estado cooperando con los fiscales federales, aceptó su culpabilidad ante una corte federal de Houston, por lo que enfrenta una pena máxima de 30 años de prisión por cargos de conspiración, fraude y obstrucción a la justicia.