30 de junio de 2015

Stiglitz dice que Grecia puede aprender del "éxito de Argentina"

Stiglitz dice que Grecia puede aprender del "éxito de Argentina"
EUROPA PRESS

   "Hay vida después de la reestructuración de la deuda"

   MADRID, 30 Jun. (Notimérica) -

   El premio Nobel griego de Economía, Joseph Stiglitz, ha indicado que Grecia puede aprender a partir del "éxito de la economía argentina" tras el cese de pagos que se decretó en 2011, ya que después del default, "Argentina empezó a crecer a una tasa del 8% anual, la segunda más alta del mundo después de China".

    "La experiencia argentina prueba que hay vida después de una reestructuración de deuda, y después de dejar un sistema cambiario", ha indicado el Nobel, que ha remarcado: "Me parece que hay una importante lección a partir del éxito de Argentina", en una entrevista a BBC Mundo.

   Stiglitz, uno de los intelectuales más críticos con los países europeos que imponen sus condiciones en la Unión Europea y con cómo se reestructuran las deudas soberanas, ha arremetido en varias ocasiones contra el modo en que actualmente se pretende legalizar la deuda de algunos países, calificándolo de pobre, inequitativo y que confía excesivamente en el mercado.

   Las naciones europeas acreedoras "son las culpables" de la crisis griega y las condiciones que imponen al Gobierno de Atenas son "indignantes", ha manifestado el Nobel de Economía de 2001.

   Aunque desde la Unión Europea aseveran que han realizado grades esfuerzos para lograr un acuerdo con Grecia que permita ayudar financieramente al país y evitar su colapso económico, Stiglitz sostiene que es necesario que "Europa y Alemania despierten y se den cuenta de que sus exigencias a Grecia son absolutamente indignantes".

   "La exigencia (por parte de los acreedores) de que (Grecia) llegue a un superávit fiscal de 3,5 por ciento antes de 2018 es una garantía de que el país seguirá experimentando una depresión", ha puntualizado el economista.

   Asimismo, Stiglitz ha sostenido que es obvio que "la austeridad ha fracasado" y que el pueblo griego se ha negado a aceptar un plan asfixiante. "Con suerte, otros países como España y Portugal dirán lo mismo", ha apuntado.

   En este sentido, aunque el Nobel reconoce que Grecia "tiene algo de culpa por la situación" cree que la desastrosa situación que atraviesa desde 2010 es "responsabilidad de la troika".

   Sin embargo, el economista ha reconocido que alberga alguna pequeña esperanza de que el Gobierno griego y la troika -formada por del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea (CE), y el Banco Central Europeo (BCE)- lleguen a un acuerdo.

   "Espero que esta crisis ayude a cambiar la manera como el mundo enfrenta las crisis de deuda soberana de los países", ha indicado el Nobel, que ha puesto un claro ejemplo de cómo la ley contempla protección para los individuos, pero no para los países que atraviesan la misma situación.

   "Cada país tiene una ley de bancarrotas, pues sabe que los individuos necesitan una nueva oportunidad, que a veces los prestamistas ofrecen demasiados préstamos y la gente a veces acepta demasiado dinero prestado. Eso pasa también con los países", ha clarificado.

   Para el economista "será difícil pero no imposible" conseguir este cambio, ya que Estados Unidos persigue proteger "los intereses de los grandes prestamistas que quieren usar la fuerza bruta" y que "no quieren tener un marco legal internacional".