17 de septiembre de 2009

Suicidas en coche bomba atacan base UA en Somalia

Por Ibrahim Mohamed

MOGADISCIO (Reuters/EP) - Atacantes suicidas somalíes se inmolaron el jueves con dos coches bomba en una base de las fuerzas de paz de la Unión Africana (UA) en Mogadiscio, causando la muerte de al menos nueve personas y mostrando su capacidad de lanzar atentados en el centro de la misión.

Fuentes de hospitales afirmaron que al menos siete personas más perdieron la vida en los combates de artillería que surgieron luego de las explosiones.

El Ejército de Burundi informó que el comandante adjunto de la misión AMISOM (por su sigla original) de la UA murió en el ataque. Uganda señaló que el comandante de sus fuerzas adjuntas estaba herido.

Los rebeldes atacaron luego de prometer que vengarían el asesinato de uno de los sospechosos de al Qaeda más buscados del continente, muerto en una operación realizada el lunes por helicópteros estadounidenses.

El testigo Farah Hassan dijo que dos vehículos con el logo de Naciones Unidas llegaron hasta la base seguidos por dos camionetas con tropas del Gobierno.

"Pensamos que eran vehículos verdaderos de la ONU llevando a personas blancas, pero momentos después un trueno ensordecedor sacudió la tierra", dijo a Reuters. "La zona estaba cubierta de llamas y nubes de humo", aseveró.

Un reportero de Reuters vio anteriormente a seis soldados heridos que eran alejados del sitio de las explosiones. Algunos de ellos sangraban abundantemente, mientras denso humo comenzaba a cubrir el cielo sobre la capital de Somalia.

ATAQUE EN REPRESALIA

Entre los muertos había algunos somalíes que estaban recibiendo tratamiento médico en la fuertemente custodiada base de la UA, dijeron testigos. Funcionarios del Gobierno somalí, entre los que se incluía el jefe nacional de la policía, se estaban reuniendo con representantes de la misión de paz de la UA en ese momento.

Los guerrilleros de Al Shabaab habían robado compuestos de la ONU en los últimos meses, y el ministro de Información somalí, Mohamud Gelle, informó que los conductores de los dos autos eran combatientes extranjeros.

"Hablaban inglés y se identificaron como de Naciones Unidas", dijo a Reuters.

Parecía ser el peor ataque a fuerzas de paz desde que en febrero 11 burundeses murieron y 28 resultaron heridos a causa del asalto de dos suicidas con bomba -uno en auto y otro provisto de un chaleco explosivo- que se habían infiltrado en la base.

Además, ocurre después de uno de los meses más violentos en la ciudad.

Un atacante suicida causó la muerte del ministro de Seguridad Nacional de Somalia y de al menos otras 30 personas en junio en el centro de la capital, en un asalto que también tenía como blanco a funcionarios de alto rango que asistían a una reunión.

El conflicto en Somalia ha causado la muerte de más de 18.000 civiles desde comienzos del 2007, y dejó al menos a 1,5 millones de personas sin hogar.

Un portavoz de Al Shabaab, el jeque Ali Mohamud Rage, comentó a Reuters que los ataques del jueves eran para vengar la muerte del keniano Salah Ali Saleh Nabhan, ocurrida durante un asalto estadounidense en una región rebelde.

"Tuvimos nuestra venganza por nuestro hermano Nabhan. Dos autos suicidas atacaron la base AU, alabanzas a Alá", dijo Rage.

"Sabíamos que el Gobierno infiel y las tropas UA planeaban atacarnos luego del mes sagrado (musulmán de Ramadán). Esto es un mensaje para ellos", señaló, añadiendo que había cinco suicidas a bordo de los vehículos del atentado.