5 de agosto de 2009

Tasa bono México baja y peso avanza tras Moody's

MEXICO DF (Reuters/EP) - Los mercados de deuda y de moneda en México se fortalecían el miércoles, luego de que la agencia Moody's ratificó la calificación soberana del país con una perspectiva estable.

Moody's mantuvo la nota "BAA1" de México, argumentando que no anticipa un deterioro significativo en las cuentas fiscales del país al menos hasta el 2010.

El rendimiento del bono referencial a 10 años, con vencimiento en diciembre de 2018, bajaba 0.04 puntos a 8.09 por ciento frente a su cierre del martes, tras haber llegado hasta un 8.02 por ciento después del anuncio de Moodys's.

En tanto, la moneda mexicana ganaba un 0.59 por ciento, a 13.0560 pesos por dólar, regresando de un repunte máximo en la sesión de un 0.77 por ciento.

"Yo creo que la gente que tiene inversiones necesita tener pretextos para bajar las tasas, porque en realidad Moody's dice que mantiene su calificación y su perspectiva hasta ver qué pasará en el Congreso. O sea, en realidad no cambió nada", comentó un operador del mercado de deuda.

En el mercado de cambios, la resistencia a una mayor apreciación del peso llegaba de parte de empresas locales que aprovechaban la apuesta de los inversionistas extranjeros por el peso para comprar dólares "baratos" y hacer reestructuración de sus portafolios de inversión.

"Todo los extranjeros están vendiendo dólares y tomando pesos, me refiero a bancos grandes en Nueva York y a especuladores. Sin embargo, los que están comprando y no lo dejan caer son los mismos corporativos mexicanos que se les hace barato estos niveles", dijo Ramón Córdova, operador de cambios de la casa de bolsa Base en Monterrey.

Según especialistas, la moneda y la deuda mexicana han visto limitado su atractivo y han venido operando por debajo de sus pares de la región debido a la incertidumbre existente sobre los fundamentos económicos del país, que vive su peor recesión en siete décadas.

Las tres principales agencias calificadoras de deuda han exhortado a México a realizar reformas para aumentar su débil recaudación tributaria y reducir su dependencia de los ingresos petroleros.

Una iniciativa de reforma fiscal y el proyecto del presupuesto del Gobierno para el 2010 deberán ser enviados al Congreso a más tardar el 8 de septiembre para ser sometidos a debate.