17 de septiembre de 2009

Tasa fondeo México se mantendría en 4.50 pct

Por Lizbeth Salazar

MEXICO DF (Reuters/EP) - El banco central de México dejaría el viernes intacta su tasa de referencia en un 4.50 por ciento por segundo mes consecutivo, ante expectativas de que ya habría pasado la peor parte de la recesión que sufre el país, según un sondeo de Reuters.

Los 25 especialistas consultados coincidieron en que el Banco de México (central) no hará cambios en la tasa de fondeo, tras una pausa iniciada en agosto luego de siete recortes consecutivos de enero a julio.

La entidad redujo en julio la tasa de referencia al actual 4.50 por ciento, desde el 4.75 por ciento, acumulando en el año recortes por 375 puntos base, en busca de reactivar la economía mexicana que pasa por su peor recesión en décadas, arrastrada por su mayor socio comercial, Estados Unidos.

"Banco de México mantendrá la tasa de fondeo en el 4.5 por ciento", dijo el Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer.

"En México, los datos de producción industrial y de servicios, así como la moderación en la caída del empleo formal, sugieren que la salida de la recesión económica ha comenzado, aunque será relativamente lenta", agregó.

La actividad industrial de México creció en julio un 2.84 por ciento mensual, la tasa más elevada del año.

El Banco de México difundirá el viernes su decisión de política monetaria a las 9.00 hora local (1400 GMT).

"El contexto financiero global es también más benigno. Así consideramos que el balance de riesgos justifica mantener la postura monetaria por un periodo más prolongado: esperamos se mantenga la pausa monetaria por más tiempo", agregó Bancomer.

ATENCION EN PRESIONES INFLACIONARIAS

Especialistas dijeron que estarán atentos al lenguaje del comunicado que emitirá el viernes el banco central en busca de señales de presiones inflacionarias, luego de que el Gobierno planteó al Congreso más y mayores impuestos para el 2010, y pistas sobre cuándo concluirá la pausa monetaria iniciada en agosto.

El paquete económico del Gobierno incluye también recortes al gasto fiscal, con los que busca millonarios recursos para atravesar la crisis.

"La inflación se mantiene a la baja al tiempo que el crecimiento también cae; sin embargo, se recomienda prestar atención al comunicado, sobre todo por la posibilidad de que el próximo año se presenten aumentos de impuestos y una liberación en el precio de la gasolina", comentó Invex.

La inflación anual de México se desaceleró en agosto por cuarto mes consecutivo al 5.08 por ciento, su menor nivel desde junio del año pasado, pero aún por arriba de la meta del banco central del 3.0 por ciento +/- un punto porcentual.

El banco central espera que la economía mexicana se contraiga entre un 6.5 y un 7.5 por ciento en el 2009, lo que de cumplirse sería su peor caída desde la década de 1930.