2 de julio de 2009

Tasas hipotecarias EEUU caen en la úlitma semana: Freddie Mac

Por Julie Haviv

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Las tasas hipotecarias en Estados Unidos cayeron en la última semana, un buen augurio para el vapuleado sector inmobiliario del país, que ha mostrado algunos indicios de recuperación.

Las tasas de interés en las hipotecas fijas a 30 años cayeron a 5,32 por ciento en la semana que concluye el 2 de julio, según un sondeo divulgado el jueves por el prestamista hipotecario Freddie Mac.

Esta cifra implica una caída frente al 5,42 por ciento de la semana anterior, pero aún es significativamente mayor al mínimo histórico de 4,78 por ciento registrado en la semana que finalizó el 2 de abril. Freddie Mac inició este sondeo en 1971.

"Las tasas hipotecarias más bajas están ayudando a dar soporte al mercado financiero", dijo en un comunicado Frank Nothaft, vicepresidente y economista jefe de Freddie Mac.

"La tasa hipotecaria fija a 30 años alcanzó su nivel máximo este año en la semana del 11 de junio y ahora se encuentra cerca de un cuarto de punto porcentual por debajo de ese nivel", señaló.

La caída en la tasa de interés hipotecaria es un buen augurio para la estabilización en el mercado de vivienda estadounidense, con un aumento en las ventas y un declive en los precios moderándose en muchas regiones del país.

Sin embargo, las tasas hipotecarias se mantuvieron por sobre el 5,0 por ciento por quinta semana consecutiva. Los expertos dicen que las tasas hipotecarias a 5,0 por ciento y por debajo de este nivel son lo que se necesita para lograr un impacto notorio en la demanda de préstamos, que ha caído significativamente en las últimas semanas.

A nivel general, las tasas hipotecarias a 30 años han tenido una tendencia a la baja desde que la Reserva Federal divulgó su plan para comprar deudas respaldadas por hipotecas en noviembre, pero la Fed ha enfrentado resistencia en el mercado de los bonos.

Los rendimientos de la deuda del Gobierno, que están ligados a las tasas hipotecarias, subieron bruscamente el mes pasado a medida que los temores inflacionarios redujeron su atractivo, por lo que las tasas hipotecarias respondieron de manera similar.

El afectado mercado inmobiliario estadounidense, que se encuentra en medio de la peor recesión desde la Gran Depresión, es tanto la fuente como la mayor víctima de la crisis crediticia. Un revés para el mercado podría prolongar un repunte en Estados Unidos, la economía más grande del mundo.