1 de octubre de 2015

Tecnoware SI explica en SICUR Latinoamérica la importancia de la videovigilancia

((Esta noticia corrige la anterior sobre el mismo tema por errores en el primer párrafo. Disculpen las molestias.))

SANTIAGO, 1 (De la enviada especial de Notimerica, Lara Lussón)

Jaume Escandell y Jose Palop, dos españoles han fundado en Chile la empresa Tecnoware Soluciones Informáticas, especializada en la instalación de soluciones integrales de seguridad, han ofrecido una conferencia en el marco de SICUR Latinoamérica -la feria de seguridad integral que se celebra estos días en Santiago de Chile- en la que han explicado a los asistentes la importancia de contar con cámaras de videovigilancia que ofrezcan altas prestaciones.

"En videovigilancia es extremadamente importante que no se pierda nada por el camino", ha asegurado Escandell, tras hacer un repaso por la historia de las cámaras de seguridad que se han venido utilizando desde los años 60 hasta ahora. Según el socio y director de la compañía, las empresas dedicadas a este sector deben aunar esfuerzos para seguir diseñando sistemas de videovigilancia confiables y efectivos, beneficiándose de la tecnología del siglo XXI.

Según ha explicado, cuando en los años sesenta surgió la necesidad de monotorizar los recintos y comenzaron los circuitos cerrados de televisión, existían dos graves problemas: la baja calidad de las imágenes y los problemas para clasificar y almacenar las cintas en las que estas mismas se grababan.

A día de hoy, y pese a que los sistemas han avanzado, sigue existiendo "el lastre" de que para contar con cámaras que reproduzcan una señal de buena calidad se necesitan recursos económicos "de los que pocas empresas o instituciones disponen". "Tenemos la necesidad de tener imágenes de gran resolución, pero no recursos monetarios suficientes", ha afirmado.

Por esa razón desde Tecnoware apuestan por crear mejores cámaras porque, pese a suponer un mayor coste económico, consideran que "una mayor resolución en la imagen reduciría el número de cámaras necesarias" y eso equilibraría nuevamente el gasto.

Además, según ha explicado Escandell, los sistemas de seguridad deben integrar en un solo aparato todas las funciones del circuito; es decir, un mismo instrumento debe ser capaz de grabar, reproducir, clasificar, almacenar, estudiar las imágenes y enviar las señales a quien corresponda cuando se detecte alguna anomalía.

Los sistemas de control deben tender, según la empresa, a que el factor humano cada vez sea menos necesario y dé paso a la inteligencia que se presupone intrínseca a los propios sistemas de seguridad.

"Un vigilante que controla 30 cámaras durante ocho horas no es eficaz", ha alertado durante la ponencia, ya que el rendimiento de un operador "cae considerablemente a partir de los veinte minutos de trabajo".

Consciente de que el riesgo de eliminar la figura de ese operador puede suponer la pérdida de puestos de empleo, ha considerado que "no hay que olvidar que lo que perseguimos es mejorar la seguridad".

Esta ponencia a cargo de Tecnoware SI, una de las empresas con representación española que se ha trasladado a Chile para participar en SICUR Latinoamérica, es una nueva muestra de la apuesta de IFEMA --que organiza la feria en asociación con FISA-- por proyectar el trabajo de los empresarios españoles en el extranjero.