27 de agosto de 2009

Telecom Italia deberá vender activos Argentina

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - Telecom Italia deberá desprenderse de todos sus activos en Argentina, que incluyen un 50 por ciento de la sociedad controladora de la Telecom Argentina, dijo el miércoles por la noche el organismo antimonopolio del país sudamericano.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) concluyó en su investigación que el ingreso de Telefónica de España en el capital de Telecom Argentina a través de su accionista Telecom Italia "afecta la competencia", según dijo un integrante del ente citado por medios locales.

"La comisión (...) forzará a Telecom Italia a vender todos los activos en la Argentina", dijo Humberto Guardia Mendoza, vicepresidente de la CNDC, el ente antimonopolio argentino, citado por el diario La Nación.

"Decidimos que la operación afecta la competencia", agregó el funcionario.

Telecom Italia posee el 50 por ciento de Sofora, la empresa controladora de Telecom Argentina.

Ningún portavoz de Telecom Italia estuvo inmediatamente disponible para comentar.

El Grupo Werthein, que controla el otro 50 por ciento de Sofora, dijo recientemente que estaría dispuesto a evaluar la compra de la participación de Telecom Italia si se pusiera en venta.

Fuentes del mercado también mencionan al conglomerado de medios Clarín y a la Corporación América como interesadas en comprar la parte de Telecom Italia.

Telecom Argentina y Telefónica de Argentina, controlada por la española Telefónica, son los principales operadores de telefonía fija de Argentina y dos jugadores centrales en el segmento de telefonía móvil.

Fuentes del mercado valuaron recientemente la participación de Telecom Italia en Sofora en unos 300 millones de euros.

Un consorcio integrado por Telefónica, los bancos Intesa Sanpaolo y Mediobanca, la aseguradora Assicurazioni Generali y la familia Benetton adquirió en el 2007 un 24,5 por ciento de Telecom Italia, con lo que pasó a ser accionista indirecto de Telecom Argentina.

El Gobierno argentino inició posteriormente una investigación para determinar si esa operación, que dejaba al grupo español Telefónica con participación en ambas operadoras locales, afectaba la competencia en el mercado doméstico de las telecomunicaciones.

Telecom Italia dijo el mes pasado que evaluaba vender su unidad en Argentina ante el perjuicio que le han generado decisiones "arbitrarias" del Gobierno.

A las 1325 GMT las acciones de Telecom Italia subían un 0,45 por ciento.