31 de agosto de 2009

Test de nanopartículas de oro hallaría antes el cáncer de pulmón

Por Kate Kelland

LONDRES (Reuters/EP) - Un sensor fabricado con nanopartículas de oro puede detectar el cáncer de pulmón en el aliento de un paciente y ofrecería un diagnóstico antes de que la enfermedad sea visible en una radiografía, informaron científicos israelíes.

El dispositivo, que sus creadores dijeron que sería lo suficientemente económico como para que los médicos lo utilicen a diario, detectó el cáncer pulmonar con una precisión del 86 por ciento y brindaría una forma de controlar la enfermedad, que suele permanecer sin diagnosticar hasta haberse expandido.

Una vez que el tumor se ha diseminado, es decir generado metástasis, el paciente tiene pocas posibilidades de curación.

El nuevo mecanismo emplea sensores fabricados en base a nanopartículas de oro para detectar compuestos específicos -conocidos como compuestos orgánicos volátiles (COV)- que se encuentran en niveles elevados en el aire que exhalan los pacientes con cáncer de pulmón.

El análisis del aliento ya es una forma reconocida de relacionar los COV con ciertas condiciones médicas. En el 2006, investigadores hallaron que los perros podían ser entrenados para "oler" el cáncer en la respiración de los pacientes con un 99 por ciento de exactitud.

Hossam Haick, uno de los expertos que trabajó en el nuevo sensor, dijo que espera que esto pronto le permita a los médicos contar con una prueba sencilla para evaluar a las personas durante sus consultas de rutina.

"Los métodos convencionales de diagnóstico del cáncer pulmonar son impracticables a gran escala porque son costosos y en ocasiones suelen no detectar los tumores", escribieron Haick y sus colegas en la revista Nature Nanotechnology.

"Este dispositivo no es para nada costoso. La idea general de este desarrollo era diseñar algo muy sensible y muy económico y portátil", dijo Haick, del Instituto de Tecnología en Haifa, Israel, a Reuters.

El cáncer de pulmón provoca la muerte de 1,3 millones de personas por año y es la principal causa de decesos por tumores en todo el mundo. Sólo el 15 por ciento de los pacientes con la enfermedad vive más de cinco años, en parte porque suele detectarse demasiado tarde.

El dispositivo diseñado por Haick y sus colegas es una selección de nueve sensores, que consiste en nanopartículas de oro combinadas con diferentes grupos orgánicos que responden a varios COV emitidos por los tumores pulmonares.

Los investigadores evaluaron a 56 personas saludables y a 40 pacientes que habían sido diagnosticados con cáncer de pulmón a través de los métodos convencionales.

El equipo halló que el sensor podía distinguir el aliento de los pacientes con cáncer pulmonar del de las personas del grupo de control con más de un 86 por ciento de precisión.

Haick indicó que el dispositivo patentado necesita ser más rigurosamente evaluado y obtener aprobación de las autoridades sanitarias antes de que pueda producirse para su comercialización.

"Yo diría que podría llevar entre tres y cinco años", añadió el investigador.

Existen otros métodos para medir los COV, pero esas técnicas suelen ser costosas, lentas y en algunos casos requieren que la respiración esté concentrada o deshumedecida primero.