5 de agosto de 2009

TEXTO-Moody's afirma calificaciones soberanas de México

(Comunicado de prensa proporcionado por la calificadora)

NUEVA YORK, Agosto 05, 2009 -- Moody's afirmó las calificaciones en moneda local y moneda extranjera del gobierno mexicano en Baa1 con una perspectiva estable.

La decisión está sustentada en la presencia de un marco de política económica que apoya la continuidad del orden fiscal, la capacidad del país para mantener acceso continuo a los mercados financieros internacionales, y en un adecuado perfil de la deuda gubernamental.

"Estos elementos mitigan en gran medida las preocupaciones sobre el impacto que las bajas tasa de crecimiento económico y una estrecha base tributaria puedan tener sobre la perspectiva de crédito soberana," indicó Mauro Leos, Regional Credit Officer para América Latina y analista senior para México.

"A nivel global, las calificaciones capturan de manera adecuada la posición de México tanto en términos de fortaleza económica como de solidez financiera en relación con otros países que poseen calificaciones similares."

Leos señaló que el compromiso manifiesto de las autoridades por mantener la disciplina fiscal, aunado a los lineamientos establecidos por la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, constituyen pilares fundamentales de la calificación soberana.

Sin embargo, apuntó que la presencia de una estrecha base tributaria introduce vulnerabilidades en las cuentas públicas que han sido puestas en evidencia en fechas recientes.

"En opinión de Moody's, las medidas fiscales que se espera adopten las autoridades serán suficientes para prevenir un deterioro significativo en las cuentas gubernamentales durante 2009 y 2010," indicó Leos.

"No obstante, lo más probable es que dichas medidas sólo proveerán un alivio transitorio sin llegar a resolver los problemas de fondo que afectan la base tributaria."

Dado lo anterior, es posible que el gobierno pueda verse en la necesidad de llevar a cabo ajustes sucesivos al gasto público, lo cual limitaría de manera significativa la capacidad de adoptar políticas contra-cíclicas en el futuro.

"La evolución de la calificación soberana de México habrá de estar influenciada por las perspectivas de crecimiento económico.

En este respecto, si bien la recesión actual es un fenómeno transitorio motivado en gran medida por la caída de la actividad productiva en EE.UU., la capacidad de recuperación de la economía mexicana continúa siendo incierta en el corto plazo," mencionó Leos.

Adicionalmente, la perspectiva de mediano plazo es igualmente compleja dado que persisten dudas sobre el crecimiento potencial en EE.UU. después de la crisis, y la economía mexicana ha reportado crecimientos anuales promedio cercanos a sólo 3 por ciento durante la última década.

Las calificaciones actuales incorporan de manera implícita preocupaciones asociadas a temas de mediano plazo, tanto en lo correspondiente a crecimiento económico como a las cuentas públicas.

Debido a ello, es poco probable que dichas calificaciones sean modificadas cuando se den a conocer los detalles del paquete fiscal para 2010.

Leos señaló que la evolución de las mismas tenderá a reflejar más bien aspectos relacionados con la capacidad del gobierno y la voluntad de la clase política para lograr avances significativos en temas estructurales, sin condicionar cambios en las calificaciones a medidas o fechas específicas.

Finalmente, Leos indicó que Moody's continuará monitoreando de manera detenida los acontecimiento en México para determinar si las condiciones económicas y políticas continúan siendo consistentes con las calificaciones actuales.

La última acción de calificación en el caso de México tuvo lugar en mayo de 2006, cuando Moody's elevó el techo país para los bonos en moneda extranjera a A1 de Baa1. A la par, el techo país de corto plazo para bonos en moneda extranjera fue elevado a P-1 de P-2.

REUTERS/