16 de febrero de 2015

Tormenta de hielo afecta al centro de EEUU, se dirige a Washington DC

16 feb, 16 Feb. (Reuters/EP) -

- Una ola de frío récord afectaba el lunes al este de Estados Unidos, con una tormenta de hielo que paralizó los estados centrales del país mientras se dirigía hacia la costa atlántica, a tiempo para complicar la hora punta del martes.

Las fuertes nevadas y las heladas se trasladaban desde el sur hacia el este, pasando por Misuri, Arkansas, el sur de Illinois, Tennessee, Kentucky, Indiana y Ohio, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

El agua nieve cubrió a Nashville, obligó a cancelar vuelos y cerró la Interestatal 24, según el Departamento de Transporte de Tennessee.

El granizo obligó a cerrar los colegios en Arkansas y el gobernador, Asa Hutchinson, dijo que la mayoría de los empleados públicos podían quedarse en casa.

Los vehículos se salían de la carretera en Louisville, Kentucky, donde hubo seis veces más accidentes que lo habitual, y una flota de más de 1.000 quitanieves intentaban limpiar las vías, informaron funcionarios.

La tormenta, que dejó 25 centímetros de nieve en Cincinnati, se dirigía hacia la capital de la nación, Washington DC, donde se espera que caigan unos 30 centímetros de nieve, afirmó el meteorólogo Brian Hurley.

"El ojo de la tormenta va a estar en Washington y Baltimore", comentó Hurley.

Unos 50 millones de estadounidenses estaban bajo alerta de vientos helados, con temperaturas récord en Nueva York de -15 grados, por encima de los -12,7 grados del 16 de febrero de 2003, y en Washington DC marcando -14,4 grados, frente a los -11,6 registrados en 1987, dijo Hurley.

Los puntos más fríos del país fueron Watertown, Nueva York, con -36,6 grados, y Mount Washington, New Hampshire, que marcó -37,2, aunque los vientos hicieron sentir el ambiente aún más frío, según Hurley.

"Calculamos que pudo llegar a los 65 grados bajo cero con el viento helado, y eso siendo conservadores", dijo Hurley.

Boston se afanaba el lunes para retirar los más de 30 centímetros de nieve caídos el fin de semana -que hicieron de este febrero el mes más nevado de la historia de la ciudad- antes de la llegada del nuevo frente, que podría dejar 20 centímetros más el jueves, indicó Hurley.

Tras la nueva tormenta, llegará otro frente desde el Ártico que dejará un frío helado en el este de Estados Unidos.