17 de septiembre de 2009

Trabajadores de aerolíneas diseminarían gripe H1N1: experto EEUU

Por David Morgan

WASHINGTON (Reuters/EP) - Los empleados de las aerolíneas que van a trabajar enfermos son más propensos que los pasajeros afectados a expandir infecciones como el virus de la gripe pandémica H1N1, dijo el jueves un experto del Gobierno estadounidense.

El especialista añadió que los trabajadores contratados, con los ingresos más bajos, implican el mayor riesgo.

El doctor Michael Bell, experto en enfermedades infecciosas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), dijo que los asistentes de vuelo y otros empleados de las aerolíneas pueden dejar gérmenes en una gran cantidad de superficies.

En tanto, los pasajeros serían más propensos a quedarse en un sólo lugar y por eso contagiarían menos.

No obstante, la mayor amenaza provendría de los trabajadores contratados por las aerolíneas pequeñas, como el personal de limpieza, dado que sus magros salarios impedirían que se tomen días por enfermedad.

"Esa persona sería tan efectiva para expandir la enfermedad como cualquier otra", dijo Bell en un encuentro patrocinado por el Instituto de Medicina de Estados Unidos sobre el papel de los aeropuertos y aviones a la hora de transmitir dolencias.

Los funcionarios de salud pública están pidiendo a las personas enfermas que no viajen, para evitar diseminar la infección, y aconsejan a los trabajadores permanecer en sus casas si se sienten mal.

"La forma en que ayudamos a los empleados a no ser fuentes de transmisión es bastante compleja porque hay mucha variación entre los recursos que tienen esas personas", dijo Bell, director asociado de control de infecciones de los CDC.

"Con el personal contratado, que en muchos casos es la mayor parte de la fuerza de trabajo, se vuelve difícil", añadió.

El tema de las infecciones en aviones y aeropuertos se volvió una preocupación central en Estados Unidos, donde los funcionarios de salud pública están observando la aparición de nuevos casos de gripe H1N1 a medida que se enfrían las temperaturas con la llegada del otoño en el hemisferio norte.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos está instando a las empresas a reforzar la higiene del personal y de los pasajeros, particularmente incentivando el lavado de manos, mientras los funcionarios de salud esperan el primer envío de vacunas contra la cepa H1N1 para fin de mes.

Las aerolíneas comerciales tienen filtros de aire que pueden atrapar los patógenos y evitar que se expandan a través de los sistemas de ventilación de los aviones.