20 de septiembre de 2009

Tres arrestados en investigación terrorismo en EEUU

Por Keith Coffman

DENVER (Reuters/EP) - Tres personas, entre ellos un hombre de Colorado, su padre y un supuesto cómplice, fueron arrestadas el sábado y acusadas de mentir a agentes federales sobre un complot para volar blancos no especificados en Estados Unidos, dijo el Departamento de Justicia.

Najibullah Zazi, de 24 años y originario de Afganistán, fue interrogado por el FBI durante tres días. El joven, que trabaja como conductor de autobuses del aeropuerto, y su padre, Mohammed Wali Zazi, de 53 años, fueron detenidos en un apartamento en el área residencial de Aurora, en Denver.

También fue arrestado Ahmad Wais Afzali, de 37 años, un afgano que residía en Queens, en Nueva York, dijo un portavoz del Departamento de Justicia.

"Los arrestos se llevaron a cabo esta noche como parte de una investigación acelerada y en curso", dijo David Kris, fiscal general adjunto para la seguridad nacional, en un comunicado.

"Es importante señalar que no tenemos información específica sobre el momento, lugar o blanco de cualquier ataque planeado", añadió.

Se esperaba que los tres hombres fueran llevados ante una corte el lunes, los Zazi en Denver y Afzali en Nueva York, y todos enfrentan una pena de ocho años en prisión si son hallados culpables.

Según declaraciones del caso, que documenta contactos entre los tres hombres y los viajes de Najibullah Zazi entre Pakistán y Estados Unidos, los agentes del FBI que allanaron el automóvil alquilado del hombre el 11 de septiembre hallaron un computador portátil que contenía instrucciones para fabricar explosivos.

En la declaración se afirma que Zazi dijo a los agentes que nunca había visto o escrito los documentos, pero admitió que durante un viaje a Pakistán recibió instrucciones sobre armas y explosivos en un campo de entrenamiento de Al Qaeda.

"NO ES VERDAD"

Afzali es acusado de mentir cuando le dijo a los agentes en una declaración escrita que nunca había advertido a Zazi y su padre de que los buscaban las autoridades y que sus teléfonos estaban siendo vigilados.

Mohammed Zazi fue acusado de negar falsamente que conocía y se había contactado con Afzali.

Los arrestos se llevaron a cabo luego de conversaciones entre Zazi y autoridades federales, que se extendieron durante tres días. El sospechoso aparentemente declinó una cuarta reunión el sábado y prefirió consultar con sus abogados.

En una entrevista telefónica con el periódico Denver Post el sábado por la mañana, Zazi dijo que contrariamente a lo que informaban algunos medios él no había admitido ningún vínculo con Al Qaeda o participado en entrenamientos con el grupo en Pakistán.

"No es verdad", dijo Zazi al diario. "No tengo nada que esconder. Son los medios que reportan lo que quieren. Han estado informando todas estas tonterías", añadió.

El director del FBI Robert Mueller aseguró a legisladores en Washington que no existe una inminente amenaza a la seguridad por lo que se desprende de la investigación en torno a Zazi, pero declinó explicar públicamente otros detalles sobre la pesquisa.

Agentes del FBI ingresaron en el hogar de Zazi el miércoles por la tarde con una orden de allanamiento.

El edificio de apartamentos de tres pisos fue acordonado y las autoridades colocaron pantallas negras sobre las ventanas para que no se viera lo que sucedía en el interior.

Otro domicilio a unas pocas millas también fue acordonado y antes de que comenzaran las redadas tres escuelas públicas fueron cerradas como precaución con los estudiantes en su interior hasta que fueran recogidos por sus padres.

El interrogatorio de Zazi se llevó a cabo días después de que viajara a Nueva York.

El hombre fue detenido por las autoridades el 10 de septiembre mientras conducía un automóvil alquilado en el puente George Washington, que une Nueva York con Nueva Jersey, pero luego regresó a Colorado por avión, dijo su abogado.

El lunes, una brigada antiterrorista realizó una serie de redadas en un área de Queens que el hombre arrestado había visitado durante el fin de semana.