2 de octubre de 2011

UE/Brasil.- La UE y Brasil analizan el lunes el impacto de la crisis en la primera cumbre bilateral de Rouseff

Se espera que amplíen su cooperación a ámbitos como protección civil, cooperación espacial civil, innovación científica y turismo

BRUSELAS, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea y Brasil analizan este lunes y martes en Bruselas la crisis económica y su impacto en Brasil tras el agravamiento de la crisis de deuda en la eurozona en la quinta cumbre bilateral y la primera a la que asiste la presidenta brasileña, Dilma Roussef. La cumbre arranca con una cena de trabajo el lunes y, el martes, las partes continuarán las discusiones en sesión formal.

Los dos socios estratégicos discutirán la situación económica mundial e intercambiarán puntos de vista sobre las iniciativas que se llevarán al G-20 que acogerá Cannes (Francia) a principios de noviembre para apuntalar la salida de la crisis. Se espera que el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, informe a la brasileña su propuesta para crear un impuesto a las transacciones financieras en la UE, con el que espera recaudar 47.000 millones anuales, iniciativa que planteará Europa en el G-20.

A pesar del interés público de los llamados BRIC o países emergentes --Brasil, Rusia, India y China-- por contribuir a resolver la crisis en la eurozona, fuentes del Ejecutivo comunitario han descartado que en la cumbre se adopte "ninguna iniciativa" en este sentido. "No es cuestión de que los BRIC vengan al rescate", han zanjado.

La energía es una cuestión que interesa especialmente a Brasil, dado que es uno de los principales productos de biocombustible y está ganando peso en las renovables. Se espera que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) firme "en breve" un crédito con Brasil de 500 millones de euros para impulsar proyectos de energía renovable en el país emergente. Las partes también analizarán la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible ante las próximas cumbre internacionales que acogerán Sudáfrica y Brasil.

En el ámbito internacional, donde Brasil es un actor cada vez más presente, por lo que se espera que las partes discutan cómo cooperar para apoyar la estabilización de Libia bajo liderazgo de la ONU después de que Brasil haya aceptado reconocer al Consejo Nacional de Transición (CNT) tras sus reticencias iniciales. La situación en Siria y la iniciativa de la Autoridad Palestina para que se le reconozca como miembro de la ONU también serán debatidos.

NEGOCIACIÓN CON MERCOSUR

La UE y Brasil también repasarán las negociaciones entre los europeos y Mercosur --Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay-- para firmar un Acuerdo de Asociación que incluye un tratado de libre comercio con el bloque regional ante la próxima ronda de negociaciones que se celebrará entre el 7 y 11 de noviembre en Uruguay.

La inversión europea en los países del Mercosur es mayor que en todo Rusia, China e India juntos, según fuentes del Ejecutivo comunitario que subrayan que "el verdadero potencial" con Mercosur reside en la cooperación industrial, el desarrollo de productos, mayores intercambios y en la creación de empleo.

Aunque admiten "progresos sustanciales" en las negociaciones desde que se relanzaron en Madrid en mayo de 2010 bajo presidencia española en los capítulos político, comercial y de cooperación, las partes todavía no están preparadas para hacer un intercambio de ofertas sobre productos agrícolas y admiten dificultades en otros apartados como fiscalidad e inmigración.

Los Estados miembros analizan un informe de mercado de la Comisión Europea que admite que el acuerdo con Mercosur traerá "beneficios sustanciales para la UE", pero admiten "algunas pérdidas sectoriales como en agricultura" por "la potente" industria de carne en los países del Mercosur, especialmente Argentina, algo que teme el sector europeo.

PLAN DE ACCIÓN Y VISADOS

Las partes también actualizarán el Plan de Acción para el periodo 2012 y 2014 para fijar las prioridades de cooperación en los próximos años. La UE y Brasil son socios estratégicos desde 2007, cuando se celebró la primera cumbre en Lisboa, y cooperan ya de manera estrecha en una veintena de áreas que van desde política y Derechos Humanos a energía, transporte marítimo y aéreo, ciencia y tecnología, y educación y cultura entre otros. En la cumbre, acordarán ampliar su cooperación en áreas como protección civil, cooperación espacial civil, innovación científica y turismo y estudiarán cómo cooperar en el desarrollo de países más desfavorecidos y en seguridad energética.

La UE aprovechará la cumbre para instar a la presidenta brasileña a garantizar la exención de visado para todos los europeos que viajen a Brasil durante periodos de estancia corta, algo ya acordado pero que Brasil todavía no aplica en el caso de Chipre, Malta, Estonia y Letonia.

Por parte europea, encabezan la delegación Barroso y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que estarán acompañados por la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, y el comisario de Comercio, Karel de Gucht. La presidenta brasileña viaja acompañada a su vez de sus ministros de Exteriores, Finanzas y Educación.