2 de julio de 2009

UE creará facilidad de microcréditos para desempleados

BRUSELAS (Reuters/EP) - La Comisión Europea dijo el jueves que crearía una facilidad de microcréditos por 100 millones de euros (141,1 millones de dólares) para entregar créditos a las pequeñas empresas y alentar a la gente que ha perdido su empleo a crear una empresa.

El presupuesto inicial de la facilidad de préstamos podría apalancar más de 500 millones de euros en capitales de riesgo con otras instituciones financieras como el Banco de Inversión Europeo, informó en un comunicado el poder ejecutivo de la Unión Europea.

Las pequeñas empresas europeas y los consumidores se han visto duramente afectados por la peor recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial, que ha dificultado el acceso al crédito y ha llevado a las tasas de deseempleo a niveles récord a medida que más trabajadores son despedidos.

"La crisis económica conducirá a la pérdida de 3,5 millones de empleos en la Unión Europea este año", dijo en un comunicado el comisario de Empleo y Asuntos Sociales de la UE, Vladimir Spidla.

"La crisis financiera ha drenado el crédito a quienes quieren iniciar o desarrollar sus propias empresas", indicó.

El funcionario agregó: "En la recesión actual, queremos ofrecer un nuevo comienzo a los desempleados a través de un acceso más fácil al crédito para comenzar o desarrollar nuevas empresas".

Casi 5,1 millones de empleados han sido despedidos de sus trabajos en la Unión Europea en los 12 meses desde mayo del 2008, según datos del jueves de la oficina de estadísticas de la UE, Eurostat.

Las personas en desventaja, incluyendo a los jóvenes que quieren comenzar o desarrollar nuevas empresas, se beneficiarán de garantías, asistencia, orientación y formación en la preparación de planes de negocio, dijo la Comisión.

La entidad dijo también que los préstamos serán destinados a microempresas con menos de 10 empleados, y que podrán solicitar préstamos de hasta 25.000 euros cada una. El programa podría otorgar cerca de 45.000 préstamos durante un período de hasta 8 años.

La Comisión dijo que esperaba que la propuesta entrara en funcionamiento el próximo año, después de que fuera discutido y adoptado por los ministros de la UE, el ejecutivo y los parlamentarios europeos.