22 de febrero de 2006

UE.- La Eurocámara apoya crear en el BEI una facilidad financiera para América Latina

BRUSELAS, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Eurocámara quiere que la cumbre UE-América Latina-Caribe que se celebrará el próximo mes de mayo en Viena sirva para reforzar la asociación estratégica con esos países y ha propuesto que la cita sirva para cerrar los acuerdos de asociación con los países de Mercosur, lanzar los de los países de la Comunidad Andina y Centroamérica y poner en marcha una facilidad financiera para América Latina en el seno del Banco Europeo de Inversiones (BEI), según refleja el informe aprobado hoy por la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

El texto, elaborado por el eurodiputado popular José Ignacio Salafranca, pide también crear una asamblea parlamentaria euro-latinoamericana. En el ámbito de la asociación política y de seguridad UE-Latinoamérica, propone la redacción de la "Carta Euro-Latinoamericana para la Paz y la Seguridad", la creación de un "Centro Birregional de Prevención de Conflictos" que tendría sede en América Latina, así como una Asamblea Transatlántica Euro-latinoamericana y una Secretaría Permanente.

Estos instrumentos servirían para poner al día el diálogo político ministerial entre ambas partes y para buscar sistemáticamente el consenso en las distintas organizaciones y negociaciones internacionales. El documento también reclama la institucionalización de un diálogo empresarial birregional regular y una adecuada participación de la sociedad civil en el seguimiento de los acuerdos.

La comisión parlamentaria mantiene, por lo demás, los objetivos de lograr una visión estratégica de conjunto que no se limite a propuestas o acciones aisladas y que establezca una auténtica asociación política y de seguridad, una zona de libre comercio en el horizonte del 2010 y una verdadera asociación en los ámbitos social, del conocimiento y de la búsqueda en común de un desarrollo sostenible.

En el ámbito económico y comercial, reitera el objetivo de alcanzar en el horizonte de 2010 una Zona Euro-Latinoamericana de Libre Comercio en dos fases. La primera, mediante la conclusión en la cumbre de Viena de las negociaciones del Acuerdo de Asociación UE-Mercosur; el inicio de negociaciones de sendos Acuerdos de Asociación con la Comunidad Andina y los países de Centroamérica, la aplicación efectiva a unos y otros del nuevo "Sistema de Preferencias Generalizadas" hasta la entrada en vigor de dichos acuerdos, y la profundización de los acuerdos ya existentes con México y Chile.

La segunda fase iría dirigida, en cambio, a lograr un Acuerdo de Asociación Global Interregional. Por otra parte, pide el lanzamiento de una verdadera asociación "enlos ámbitos social, del conocimiento y de la búsqueda de un desarrollo sostenible" con una cooperación al desarrollo centrada en las metas de la Agenda de Desarrollo del Milenio para el año 2015; la apertura progresiva de los mercados de la UE prevista en los acuerdos de asociación y, sobre todo, la creación del Fondo de Solidaridad Birregional y de una "Facilidad América Latina" en el seno del Banco Europeo de Inversiones.

Asimismo, la Eurocámara solicita la adopción de un marco legislativo específico que regule la cooperación de la Unión hacia América Latina de forma diferenciada para facilitar, por ejemplo, la apertura de los programas de la UE en los ámbitos de formación profesional, la educación, la cultura, la salud y la migración a los países latinoamericanos; la promoción de programas de cooperación científica y técnica y de intercambio de científicos, ingenieros y estudiantes; el apoyo a programas de reformas institucionales y fiscales; y la asignación de recursos presupuestarios acordes con las ambiciones declaradas.

Se sugiere, además, la creación de una Fundación Europa-América Latina, de carácter público y privado, en línea con las que ya existen para Asia o el Mediterráneo, o de un mecanismo de colaboración con la Secretaria General Iberoamericana y con las Conferencias Iberoamericanas.