15 de mayo de 2007

UE.- La UE retrasa la decisión sobre si el plátano será producto sensible en sus acuerdos con los ACP

Los países productores como España y Francia quieren que la UE no abra sus mercados totalmente en este sector

BRUSELAS, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Desarrollo retrasó hoy una toma de decisión sobre si el plátano será considerado un producto sensible en los nuevos acuerdos de asociación con los países de África, Caribe y Pacífico (ACP), como quiere España, o si se mantendrá en la lista general de productos con los que la UE tiene previsto abrir el comercio a partir de enero de 2008, tal y como quieren la mayoría de Estados miembros y la Comisión Europea.

Fuentes del Consejo de la UE indicaron que algunos de los Estados miembros productores de plátano -España, Francia y Chipre se negaron a dar su acuerdo a una propuesta que no recogía el plátano como producto sensible y que, por tanto, no debería estar sometido a la liberalización comercial que propone la Comisión entre la UE y los ACP.

Los Veintisiete discutieron una propuesta del Comisión para que la UE continúe la última fase de las negociaciones de los Acuerdos de Asociación Económica (EPA, en inglés), con las seis regiones de los ACP que, desde el punto de vista comercial y de manera general, supondrá una eliminación de las actuales tarifas aduaneras y contingentes a partir del 1 de enero de 2008.

Bruselas mantenía en su propuesta dos salvedades a esta apertura comercial que se aplicarían al azúcar y al arroz, considerados como "productos sensibles" para la UE y para los que la Comisión proponía sendos periodos de transición hasta que se permita el libre acceso al mercado europeo. Fuentes diplomáticas precisaron que el periodo de transición para el arroz tendría una duración de dos años y del azúcar terminaría en 2015.

Sin embargo, el texto no reconocía la reclamación de los países europeos productores de que el plátano también se considere dentro de la lista de productos sensibles. Por el contrario, estos acuerdos supondrían pasar de una cuota de importación de 775.000 toneladas de plátano anuales desde los ACP a un acceso total al mercado europeo.

INFORME DE LA CE

Finalmente los Estados miembros aplazaron la decisión sobre el plátano y encargaron a la Comisión que antes de final de las negociaciones presente un informe sobre la marcha de las negociaciones de la Ronda de Desarrollo de Doha y de los acuerdos con América Central y los países andinos, así como la denuncia de Ecuador y Colombia en la OMC contra la tarifa única que impone la UE a la importación de plátano de América Latina para determinar si esta fruta tiene que considerarse un producto sensible en los convenios con los ACP.

El texto final sustituye la mención expresa al arroz y al azúcar como los único productos que se beneficiarán de "ciertos periodos de transición" por otra menos precisa que señala que "después de ciertos periodos de transición con un tratamiento especial para un número restringido de productos altamente sensibles", todos los ACP disfrutarán de un acceso al mercado libre de aranceles y de cuotas.

Se completa con una nota al pie de página que propone periodos de transición para el arroz y el azúcar y sobre el plátano recuerda, en primer lugar, que "ha sido objeto de una reciente reforma" así como los "compromisos específicos" de la Comisión con las Regiones Ultraperiféricas (RUP) productoras, entre ellas Canarias, y señala que los tres procesos comerciales "serán tenidos en cuenta" y que "para ello, la Comisión elaborará antes del final de las negociaciones una evaluación y, si fuese necesario, someterá propuestas para asegurar un tratamiento adecuado" al plátano.

La fuentes del Consejo indicaron que el comisario de Comercio, Peter Mandelson, aceptó el acuerdo "a condición de que esté claro que no designaremos el plátano como producto sensible". Aceptó realizar una evaluación "sin prejuzgar el resultado" y afirmó que "si es necesario", propondrá "un tratamiento específico".

La ministra alemana de Desarrollo y presidenta del Consejo, Heidemarie Wieczorek-Zeul, subrayó que "hemos confirmado un acceso exento de aranceles para todos los productos y hay plazos transitorios en los ámbitos más sensibles", en alusión al arroz y al azúcar. Por lo que respecta al plátano, se remitió al texto del acuerdo.

Por otra parte, la ministra reconoció las "preocupaciones" que han expresado los países ACP por el acceso a su mercado que tendrá la UE en virtud de los EPAs y apuntó que, en este caso, el acuerdo tiene en cuenta "las necesidades de desarrollo de los ACP, que tendrán medidas de salvaguardia, largos periodos transitorios y muy largo para los productos muy sensibles". Según dijo, la Comisión está dispuesta a permitir hasta transiciones de 25 años en algunos casos.

SATISFACCIÓN ESPAÑOLA

Por su parte, la delegación española celebró que la "caracterización" del plátano permanezca "abierta" en contra de lo que esperaban hoy "la mayoría de los Estados miembros y la Comisión", que era "decidir que el plátano no era un producto sensible".

El secretario general de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), Juan Pablo de Laiglesia, se mostró "muy satisfecho" al término de una reunión que reconoció que el plátano se mantiene como una "cuestión abierta" y que la toma de esta decisión "no le corresponde" al Consejo de Desarrollo.

En rueda de prensa, dijo estar "muy satisfecho por un doble objetivo". El primero, porque se logró un consenso sobre un mandato de negociación "para la construcción de una relación más generosa con los ACP". En segundo lugar, porque quedó "claro" que "el plátano y su caracterización siguen su curso y tendrá que tratarse en el marco que le corresponde en la UE".

No obstante, puntualizó que "España ve los EPA como acuerdos con el objetivo final de promover el desarrollo sostenible" de estos países por medio de "un abanico de acciones".

Fuentes de la delegación explicaron que en ningún momento se pretende que la postura española se vea como un signo de "insolidaridad" con África, donde De Laiglesia subrayó que "sigue siendo una prioridad geográfica" para España, donde "se ha más que duplicado la presencia institucional y se han triplicado los recursos de la AECI, en particular en el África subsahariana".