11 de septiembre de 2007

Uruguay.- El FMI reconoce la continua expansión de la economía en Uruguay, pero advierte de la alta inflación

WASHINGTON, 11 Sep. (EP/AP) -

El Fondo Monetario Internacional reconoció que la economía uruguaya "continúa en expansión" --con una reducción considerable de la pobreza y el nivel de desempleo más bajo en una década--, si bien advirtió de la alta inflación.

Hace ya diez meses que el Gobierno del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, logró cancelar los compromisos del país con el FMI, fijados en un total de 1.150 millones de dólares (833,5 millones de euros).

Esta valoración anual del FMI se basa en el cumplimiento de sus normas institucionales a las que están sujetas sus países miembros, aun cuando no tengan programas pendientes. Los análisis se realizan previa aprobación de los gobiernos.

El Directorio Ejecutivo informó de que concluyó la actual revisión de la economía uruguaya el 29 de agosto y que el potencial de crecimiento nacional, que el año pasado fue del 7 por ciento, seguía siendo fuerte en 2007.

Observa, sin embargo, que la inflación se ha incrementado debido básicamente a los precios de los combustibles y otras materias primas que demanda la fuerte actividad económica nacional. La tasa acumulada en doce meses que concluyeron en julio de 2007 fue del 8 por ciento.

El sector externo sigue también firme con exportaciones e importaciones en aumento debido al desarrollo en el país de grandes proyectos de inversión extranjera.

Las reservas acumuladas por el Banco Central son de 3.600 millones de dólares (2.608 millones de euros), el equivalente de seis meses de importaciones o tres veces la deuda a corto plazo, y las necesidades de financiamiento seguían siendo moderadas para los próximos años. Pero el FMI hizo notar que pese a las mejoras, las vulnerabilidad persistía debido básicamente a la dolarización.

Los directores ejecutivos elogiaron a "las autoridades por sus políticas económicas solventes y el progreso en las reformas estructurales", lo que, unido a las condiciones externas favorables, ha permitido al país "una vigorosa recuperación económica desde la crisis de 2002".