12 de agosto de 2009

Venezolana PDVSA aún mantiene deudas con sus proveedores

CARACAS (Reuters/EP) - La ingente deuda que acumuló la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) con sus proveedores en el 2008 sigue sin ser pagada en su totalidad, a pesar de los recursos que levantó la empresa en julio con una emisión de bonos, aseguraron fuentes gremiales del sector petrolero.

La firma, con problemas de flujo de caja por una caída de los ingresos por exportaciones de crudo, acumuló un récord de 7.556 millones de dólares en cuentas por pagar a proveedores el año pasado, de los cuales dijo que ya saldó unos 2.000 millones en el primer semestre del 2009.

PDVSA no ha informado este año sobre las deudas contraídas con sus abastecedores ni el estatus de los pagos.

Tras levantar en julio el equivalente a unos 5.560 millones de dólares en bonos de deuda, el presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, dijo que los fondos se usarían en el pago de los pasivos que quedaban con los proveedores y que se habían autorizado unos 2.664 millones de dólares para ese efecto.

"Se han hecho tres corridas (transferencias bancarias) grandes en las últimas semanas por unos 4.500 a 4.800 millones de bolívares (2.100-2.230 millones de dólares), pero aún quedan deudas significativas", aseguró un directivo gremial.

Según las cuentas de las fuentes, quedarían pendientes de pago unos 3.300 millones de dólares.

El directivo gremial opinó que el patrón de pagos que ha seguido PDVSA es "incierto", dado que aunque la estatal afirmó que pagaría la totalidad de los pasivos inferiores a 5 millones de bolívares, un número "importante" de empresas con deudas por debajo de ese monto sigue sin cobrar.

Además, dijeron las fuentes, tras una masiva solicitud de descuentos en las facturas recibidas de sus proveedores, PDVSA dijo que daría prioridad a los pagos pendientes con empresas que hubieran accedido a hacer mayores rebajas, pero algunas de estas tampoco han cobrado aún.

"No creo que el saldo pendiente por pagar en este momento sea de apenas 536 millones de dólares como dijo el ministro", dijo una de las fuentes. Desestimó, además, que la rebaja de facturas convenida con los proveedores haya sido superior al 10 por ciento.

En una minuta, la proveedora de servicios de perforación Helmerich & Payne dijo a finales de julio que seguía en conversaciones con PDVSA a fin de cobrar una deuda de unos 100 millones de dólares que, en enero, provocó la paralización de nueve de los 11 taladros que tiene la empresa en Venezuela.

La caída en los precios del crudo redujo los ingresos de PDVSA en unos 12.000 millones de dólares en el último trimestre del 2008 y provocó una acumulación récord de cuentas por pagar al cierre de ese año.

Los pasivos de la estatal se incrementaron en 9.487 millones de dólares, a 60.319 millones de dólares al cierre del 2008.

(Por Marianna Párraga, editado por Ignacio Badal)