21 de febrero de 2006

Venezuela/Brasil.- El Gobierno de Venezuela niega haber ofrecido a Brasil gas natural más barato que el boliviano

El ministro de Energía desmiente que Chávez ofreciera a Brasil reducir en un tercio el precio que actualmente paga a Bolivia por gas

CARACAS, 21 Feb. (EP/AP) -

El ministro de Energía y Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, negó que su país haya ofrecido a Brasil gas natural más barato que el boliviano, como aseguraron varios diarios de Bolivia citando declaraciones del ministro de Minas y Energía de Brasil, Silas Rondeau, en las que dijo que Hugo Chávez ofreció reducir en un tercio el precio que actualmente paga Brasil a Bolivia por este producto.

Ramírez se mostró extrañado ante tales declaraciones y negó que se hayan adelantado conversaciones en esa dirección. "Nosotros nos comunicamos esta mañana (ayer lunes), tanto con el ministro Silas y el ministro de Planificación (argentino) Julio de Vido, y no hay tales declaraciones, hay una desinformación al respecto", comentó.

"Como representante del Gobierno nacional (Venezuela), nosotros debemos aclarar que el presidente no ha expresado la necesidad de subsidiar el precio del gas hacia el sur del continente, no es necesario plantear ese esquema", indicó.

Asimismo, Ramírez explicó que el precio del gas depende de muchos factores, entre ellos se debe "cubrir los costos de producción costa afuera, que se estima en 1,6 dólares el millón de BTU, luego (el precio) debe incluir el tema (del coste) del proyecto" del llamado gasoducto del sur, una red de tuberías para transportar el gas natural por Sudamérica.

La obra -- que costaría unos 20.000 millones de dólares, según cálculos preliminares-- ayudaría a cubrir la demanda regional creciente por gas natural y haría de Sudamérica menos dependiente de la energía de otros lugares.

EL GASODUCTO SUDAMERICANO

"En todo caso, pensamos que el precio estará siempre por encima de los cinco dólares el millón de BTU, de manera tal que la información que se coló como una declaración oficial de la parte brasileña, no es tal", acotó.

Así las cosas, "no podríamos nosotros pretender que el precio del gas va a llegar a un precio inferior a allá a Argentina o Brasil (...) el precio del gas, hemos acordado que será un anuncio que haremos una vez que estén concluidos los estudios, incluso dependerá de la ruta que tome (el gasoducto)", añadió.

Por su parte, el gerente financiero de Petrobrás sostuvo desde Brasilia que un gasoducto continental, un proyecto impulsado por el presidente de Venezuela, quizá no esté completado en esta década.

Al ser consultado sobre la tubería, el gerente financiero de Petrobrás, Almir Barbassa, dijo que el gasoducto de unos 10.000 kilómetros de extensión, no es una alternativa viable en este momento.

Los comentarios de Barbassa surgieron después que el ministro de Minas y Energía, Silas Rondeau, fue citado en informes locales, asegurando que el gasoducto estaría listo para el año 2012.

"No tengo esa información", dijo Barbassa en una rueda de prensa de Petrobrás en Río de Janeiro, donde la petrolera tiene su sede. "Pero para 2010, no veo ese proyecto como siendo viable", agregó.

Asimsimo, añadió que el objetivo inmediato de Petrobrás es poder cubrir la creciente demanda de gas, impulsada por un aumento de la producción local, con la explotación de campos en la costa del sureste del país. La petrolera tiene previsto invertir 18.000 millones de dólares a lo largo de la próxima década en esos proyectos.

No parece haber un consenso dentro de los ejecutivos de Petrobras sobre el ambicioso proyecto del gasoducto que iría desde Venezuela hasta Argentina. Mientras algunos de sus directivos, como Barbassa, dudan de la viabilidad inmediata del plan, otros como el director de gas y energía, Ildo Sauer, han asegurado que Brasil ahorraría al menos 11.000 millones de dólares anuales al comprar el gas de Venezuela.