30 de mayo de 2016

Lufthansa cancelará sus vuelos a Venezuela a partir del 17 de junio

Lufthansa cancelará sus vuelos a Venezuela a partir del 17 de junio
LUFTHANSA

BERLÍN, 30 May. (EUROPA PRESS) -

   Lufthansa ha decidido suspender sus vuelos entre Frankfurt y Caracas, en Venezuela, a partir del próximo 17 de junio y hasta nuevo aviso, según informó hoy la aerolínea germana en un comunicado, que operaba tres veces por semana entre ambas ciudades y llegó a ofrecer hasta siete frecuencias.

   La aerolínea ha decidido suspender sus vuelos a Venezuela ante las dificultades económicas en el país y al hecho de que Lufthansa es actualmente incapaz de cambiar sus ganancias en moneda local (bolívar) a dólares estadounidenses para transferirlas fuera del país. Una cantidad que alcanza los tres dígitos en millones de dólares, según la compañía.

  "La demanda de viajes internacionales a Caracas ha registrado un nuevo descenso de año en año en 2015 y en el primer trimestre de 2016", afirman desde la aerolínea. La aerolínea germana se suma así a Air Canada, Alitalia, GOL y Tiara Air.

   A pesar de la suspensión de sus vuelos Caracas, Lufthansa mantendrá su red conectada a este destino a través de Frankfurt y sus socios Avianca y Copa Airlines.

   De esta forma, el vuelo diario sin escalas de Lufthansa desde Frankfurt a Bogotá será ofrecido en adelante, gracias a las conexiones diarias de Avianca y Copa Airlines con Caracas.

   Lufthansa vuela desde el pasado 2 de marzo cinco veces por semana entre Frankfurt y Panamá, que también ofrecerá conexiones hacia Caracas con Copa Airlines próximamente.

MÁS DE 3.360 MILLONES RETENIDOS.

   En 2015, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) cifró en 3.750 millones de dólares (3.368 millones de euros) la deuda en divisas del Gobierno venezolano con las aerolíneas extranjeras que operan en el país.

   El Gobierno venezolano exige que las aerolíneas que vendan los billetes aéreos en bolívares, pero pone dificultades para permitirles repatriar las ganancias.

   Venezuela cuenta con un complejo sistema de control de cambios por el que el Gobierno venezolano dicta cuándo y cómo las aerolíneas pueden repatriar sus ingresos obtenidos por la venta de billetes.

   Para la IATA, que engloba al 90% del tráfico aéreo mundial, la "difícil situación económica de Venezuela no es una excusa para retrasar que se aborde esta cuestión"