27 de febrero de 2007

Venezuela.- Total expresa molestias por el "deseo" del Gobierno venezolano de tener el control de operaciones petroleras

PARÍS, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa petrolera Total manifestó hoy su molestia por el proceso de nacionalización anunciado ayer el Gobierno venezolano con el que asumirá el 60 por ciento del control accionario de las operaciones que se realizan actualmente en la Faja Petrolífera del Orinoco.

El presidente de Total, Thierry Demarest, manifestó en un encuentro con los medios locales e internacionales su intención de negociar con el Gobierno de Hugo Chávez para poder fijar la participación de esta compañía francesa en los trabajos de exploración y explotación de crudo a partir del nuevo decreto de nacionalización, aunque cuestionó la manera en la que se estaba haciendo.

"Estamos dispuestos a dialogar (...) pero lo que hoy nos molesta es el deseo del Estado venezolano de un control mayoritario de operaciones con todos los límites que ello implica", expresó Desmarest, al aclarar que aún no estaba determinado si el Gobierno se apropiaría del 60 por ciento de las acciones, pues aseguró que "hay muchas cifras dando vueltas".

A este respecto, destacó que "si PDVSA (Petróleos de Venezuela S.A.) toma el 60 por ciento de las acciones, necesitaríamos saber qué porcentaje de interés nos corresponderá y todo el resto de las condiciones".

Finalmente, Demarest indicó que continúan negociando con el Gobierno de Chávez "para tratar de encontrar una solución que pudiera permitirnos mantener una rentabilidad satisfactoria" en el campo de operaciones petroleras, y que sería una cuestión de tiempo saber si para la empresa francesa es "aceptable" o no continuar con sus trabajos en Venezuela.

Además de Total, en la Faja del Orinoco operan British Petroleum, las estadounidenses Exxon Mobil, Chevron-Texaco y Conoco-Phillips, y la noruega Statoil. Con el nuevo decreto de nacionalización, las multinacionales pasarán a formar "empresas mixtas" donde el Estado venezolano tendrá la mayoría accionaria de la explotación y producción de crudo en esta área de más de 55.000 kilómetros cuadrados ubicada en el este del país y donde se estima que existen en reserva unos 235.000 millones de barriles de petróleo.