31 de agosto de 2009

Venta de autos Brasil cae en agosto ante julio: fuentes

Por Alberto Alerigi Jr.

SAO PAULO (Reuters/EP) - Las ventas de vehículos de Brasil perdieron fuerza en agosto, pero números preliminares indican que el sector está próximo a recuperar los niveles de venta previos a la crisis, dijeron el lunes fuentes del sector.

Los registros de ventas de automóviles y vehículos ligeros en los primeros 28 días de agosto alcanzaron a 228.575 unidades, un 0,7 por ciento menos que en el mismo período de julio, según las fuentes consultadas por Reuters.

La Federación Nacional de Distribución de Vehículos Automotores (Fenabrave) divulgará el martes las cifras de ventas de agosto, mientras la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) presentará datos de producción y venta el viernes.

Una fuente consultada por Reuters remarcó que el promedio diario de ventas de agosto, de 11.430 vehículos, fue un 3,8 por ciento mayor que el del mismo mes del 2008, por lo que las ventas van a presentar un crecimiento en la comparación anual.

En agosto del 2008, las ventas de automóviles y vehículos comerciales livianos sumaron 196.750 unidades, cuando comenzó un ajuste tras el mejor mes en la historia del sector automotor hasta ese momento.

En lo que va de enero a agosto, las ventas siguen siendo mayores de lo verificado en el 2008, con cerca de 1,9 millones de automóviles y vehículos comerciales livianos, considerando datos que abarcan hasta el viernes 28 de agosto.

Según una estimación de la correduría AGK, en agosto fueron fabricados 251.400 vehículos -incluyendo automóviles y autos comerciales livianos, camiones y autobuses-, un volumen 8,8 por ciento inferior al de julio, cuando se observó estabilidad en comparación a junio.

"De ese modo, en los últimos ocho meses habrían sido fabricados 1,99 millones de vehículos en el país, un 14,3 por ciento menos que el año pasado", afirmó la correduría en un informe.

A fines de septiembre terminará un incentivo concedido por el Gobierno a la venta de vehículos por medio del corte del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) sobre la industria automotriz.

El descuento impositivo será menor a partir de octubre y, por eso, Anfavea asegura que los consumidores anticiparían sus planes de compra antes de que el beneficio expire.