23 de abril de 2019

La venta de generadores eléctricos en Venezuela durante los apagones se convierte en un negocio al alza

La venta de generadores eléctricos en Venezuela durante los apagones se convierte en un negocio al alza
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS

CARACAS, 23 Abr. (Notimérica) -

La venta de generadores eléctricos en Venezuela durante los apagones que han afectado al país en el último mes a causa de la crítica situación económica por la que atraviesa, se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos para la población.

Tanto empresas como particulares de todos los niveles económicos se han visto en la necesidad de adquirir este tipo de productos. "Nunca había vendido tantas plantas eléctricas como ahora, ni siquiera en los primeros años de la crisis eléctrica", confiesa a 'BBC Mundo' Freddy Pérez, dueño de una ferretería en la ciudad de Maracaibo.

El comerciante ha experimentado un aumento exponencial de las ventas de este tipo de aparatos, pasando de vender uno cada dos o tres meses a 20 en las últimas cinco semanas. "Todos los clientes dicen que no aguantan, que viven una calamidad. Se sienten que los están ahorcando", denuncia Pérez.

Ese incremento de la demanda también ha afectado a proveedores extranjeros en países como Estados Unidos y Colombia, ya que no pueden exportar suficientes aparatos a Venezuela.

El precio depende de la potencia de las máquinas. Los equipos de 2.500 vatios, que pueden mantener encendidos una nevera, equipos de computación y telefonía, múltiples bombillos y un televisor, oscilan entre los 700 y los 1.100 dólares; mientras que los de 9.000 y 12.000 vatios rondan los 2.000 dólares.

La situación ha generado incluso listas de espera en la mayoría de las tiendas para obtener generadores específicos, ya que tardan en llegar unas tres o cuatro semanas.

CRISIS ELÉCTRICA

Todo empezó el pasado 7 de marzo, cuando 23 de las 24 regiones del país sufrieron un apagón debido a la caída de la red eléctrica en la central Simón Bolívar. Esta situación se alargó durante varios días y ha contado con varias réplicas a lo largo de los meses de marzo y abril.

El Gobierno presidido por Nicolás Maduro calificó estos hechos de un "ataque terrorista" ideado por Estados Unidos, mientras que la oposición encabezada por el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó atribuye los apagones a la ineficacia del sistema eléctrico.

Maduro puso en marcha un plan de racionamiento eléctrico el pasado 10 de abril con el objetivo de prolongarlo durante un año y regular el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

El modus operandi consiste en cortes energéticos programados aplicados a partir de la división de los estados venezolanos en cinco bloques. Cada uno de estos tiene asignadas diferentes franjas horarias de tres horas durante las que los ciudadanos de dicho territorio no pueden disfrutar del SEN.

Los venezolanos continúan protestando por las condiciones vitales que afrontan a causa de los fallos eléctricos. Por ejemplo, al no poder refrigerar alimentos o encender un ventilador por la noche para soportar las olas de calor en las que se las temperaturas no descienden de los 35 grados centígrados.

Contador

Para leer más


Lo más leído