1 de julio de 2009

Ventas minoristas Alemania suben por tercer mes consecutivo

Por Noah Barkin

BERLIN (Reuters/EP) - Las ventas minoristas de Alemania subieron inesperadamente un 0,4 por ciento en mayo frente al mes anterior, su tercer alza consecutiva y un indicio de que las menores tasas de inflación están alentando a los consumidores a gastar pese a la amenaza de la pérdida de empleo.

Según los datos del miércoles de la Oficina Federal de Estadísticas, en términos interanuales las ventas cayeron un 2,9 por ciento, completando su quinto mes consecutivo de declives.

No obstante, esta comparación anual se vio distorsionada de alguna manera pues hubo un día menos de ventas en mayo del 2009 frente al año anterior.

"Estas son buenas cifras", dijo Juergen Michels, economista de Citigroup en Londres. "El consumo se ve bastante robusto en esta recesión. Una clara caída en la inflación está ayudando a que aumente el poder adquisitivo", agregó.

Los economistas sondeados por Reuters esperaban una caída del 0,1 por ciento en la cifra mensual ajustada estacionalmente y una baja de 1,1 por ciento en una base anual.

Las cifras publicadas la semana pasada mostraron que los precios al consumidor subieron un magro 0,1 por ciento en una base interanual en junio, después de mantenerse sin cambios en mayo.

La desaceleración en la inflación y la resistencia en el mercado laboral, gracias a los subsidios del Gobierno para empleos de menos horas como medida para prevenir despidos masivos, han alentado a los alemanes a gastar, dando un ligero apoyo a la economía en momentos en que el sector fabril lucha para mantenerse a flote.

Sin embargo, con un alza prevista en el desempleo para el segundo semestre del año, las cosas podrían no seguir siendo tan positivas. Alemania está viviendo un "tiempo prestado", dijo Ulrike Kastens, economista de Sal. Oppenheim.

"La recesión aún no ha afectado el mercado laboral", dijo la economista. "El consumo se mantendrá estable durante el verano (boreal) pero para el otoño, muchas compañías tendrán que decidir si quieren mantener empleados por pocas horas o los despiden", indicó.

A pesar de la estabilidad relativa en las ventas minoristas hasta ahora, la recesión ya está contribuyendo a una reorganización en el sector.

La oficina de estadísticas dijo que en términos nominales, las ventas habían subido un 0,5 por ciento mensual y caído en un 3,2 por ciento en el año. En los cinco primeros meses del 2009, las ventas cayeron en un 2,3 por ciento en términos reales sobre la base interanual.

Los datos se basan en las ventas de siete estados que representan cerca del 76 por ciento de la actividad minorista en el país.

(Noah Barkin y Madeline Chambers)