23 de abril de 2015

El vicepresidente brasileño asegura que el caso Petrobras es "extremadamente preocupante"

El vicepresidente brasileño asegura que el caso Petrobras es "extremadamente preocupante"
EUROPA PRESS

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, ha afirmado que ve "extremadamente preocupante" el caso Petrobras, el consorcio petrolero brasileño que ha sufrido una crisis por corrupción que ha provocado un profundo malestar en la sociedad brasileña.

   Temer ha mostrado su preocupación por el asunto por considerar que afecta "al corazón del desarrollo de Brasil" y ha instado a aumentar la transparencia en las instituciones, ya que la democracia brasileña vive un periodo de "exigencia de eficiencia".

   "El verdadero problema de la corrupción es que haya una suficiente investigación y fiscalización", ha explicado el dirigente brasileño, que ha apuntado esos procesos como fundamentales para evitar eventuales casos de corrupción.

   La crisis en Petrobras ha provocado que la empresa pública brasileña haya cerrado sus cuentas de 2014 con más de 7.100 millones de dólares en pérdidas totales, frente a los 7.800 millones de dólares de beneficios que tuvo en 2013.

   Sobre las multitudinarias protestas contra la gestión de la presidenta del país, Dilma Rousseff, Tremer ha asegurado "celebrar" esas manifestaciones, ya que "son el resultado del proceso que se inició en 1978", cuando comenzó una transición hacia la democracia, y ha dicho que no deben asustar este tipo de movilizaciones.

   Pese a las protestas, Temer se ha esforzado en destacar la "tranquilidad" institucional y política que vive Brasil, ya que Brasil ha "roto" el "ciclo histórico de reformas constitucionales" que se producían en el país cada 25 años. Este hecho ha dado "la estabilidad y la seguridad necesaria para las relaciones internacionales y relaciones empresariales", ha declarado.

   Con respecto al retroceso de la economía brasileña, el líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), aliado con Rousseff, ha explicado que Brasil "ha llegado a un momento que necesitaba ser reprogramado" y ha destacado que los ajustes se realizan con el objetivo de tener "tener una economía más saludable".

MARGALLO CONSIDERA LA RELACIÓN CON BRASIL DE "PRIORIDAD MÁXIMA"

   Estas declaraciones del vicepresidente brasileño han llegado en el Foro Líderes de EFE y KPMG, en el que el ministro de Exteriores español, José Manuel Garcia-Margallo, ha ejercido de anfitrión y ha destacado que las relaciones entre ambos países son de "prioridad máxima".

   Así, el jefe de la diplomacia española ha destacado que Brasil y España han superado ciertos desencuentros originados por haber defendido diferentes candidaturas en la dirección de la FAO y la OMC y que en la actualidad experimentan relaciones estrechas.

   Garcia-Margallo ha destacado la importancia de que la Unión Europea llegue a un acuerdo comercial con Mercosur y ante un posible fracaso, el ministro ha detallado que tomarían una estrategia más pragmática y negociarían país por país.

   Por último, el jefe de la diplomacia ha asegurado que ambos países "se caen bien, no como con otros países", en clara referencia a la tensas relaciones que viven España y Venezuela y ante la cual ha pedido ayuda diplomática al vicepresidente brasileño para mejorar dichas relaciones.