28 de agosto de 2009

Yen retrocede ante mejora de apetito por riesgo

Por Gertrude Chávez-Dreyfuss

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El yen caía ampliamente el viernes, afectado por unos datos económicos débiles de los precios y el empleo en Japón antes de las elecciones generales que celebra el país el domingo.

Además, el optimismo en los mercados de acciones favorecía la apuestas en monedas consideradas riesgosas.

El dólar también bajaba contra monedas de riesgo como la libra esterlina y el dólar australiano, parcialmente como consecuencia de las alzas en las bolsas mundiales y la aparente mejora en los fundamentos económicos.

El yen y el dólar son vistos como monedas de refugio seguro y tienden a descender cuando se incrementa el apetito por el riesgo.

Los datos del viernes que mostraron que el gasto del consumidor estadounidense subió como estaba previsto en julio tuvieron escaso impacto en las monedas, pero reforzaron la creciente evidencia de que la economía estadounidense sale gradualmente de la recesión.

"El dólar y el yen están a la defensiva esta mañana como resultado de la mejora del apetito por el riesgo", dijo Omer Esiner, analista de mercado de Travelex Global Business Payments en Washington.

"Vimos mayor firmeza de las acciones en Japón y la zona euro. Eso mantiene bajo presión la demanda de activos más seguros como el yen y el dólar".

En las primeras operaciones en Nueva York, el dólar subía el 0,4 por ciento diario contra el yen a 93,82 unidades de Japón. El euro ganaba 0,5 por ciento a 134,70 yenes.

Los reportes económicos de Japón mostraron que la deflación y la tasa de desempleo del país alcanzaron niveles récord, junto con una abrupta baja en el gasto de las familias.

Las elecciones nacionales japonesas del domingo, con un posible triunfo del opositor Partido Demócrata, también presionaban al yen, según los analistas.

La libra esterlina operaba con menos tendencia a la baja tras unos datos que reflejaron que la economía británica se contrajo a un ritmo ligeramente más lento de lo que se creía antes.

El dólar australiano marcó un máximo en dos semanas por las crecientes expectativas de que el Banco de la Reserva de Australia aumentará las tasas de interés antes de fin de año.

El euro se negociaba plano frente al dólar a 1,4350 unidades de Estados Unidos.