11 de septiembre de 2009

Yen sube ampliamente por caída del petróleo y acciones EEUU

Por Gertrude Chavez-Dreyfuss

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El yen subió con fuerza el viernes luego que un retroceso en Wall Street y una caída en los precios del petróleo opacaran un positivo informe sobre la confianza del consumidor estadounidense, reviviendo el nexo entre la demanda por un refugio seguro y la moneda japonesa.

El dólar por su parte cayó frente a una canasta de monedas, tocando un mínimo de un año al comienzo de la sesión, luego que la liquidación de los últimos días continuara, dejando a la moneda en camino a su peor semana en más de tres meses.

El dólar cayó también a un nuevo mínimo del 2009 frente al euro, pero posteriormente recuperó la mayor parte de sus pérdidas.

Las perspectivas de una recuperación económica y de bajas tasas en Estados Unidos continuaron alentando a los inversionistas a sacar su dinero del dólar y llevarlo hacia monedas y activos de mayor riesgo.

"Hoy estamos viendo un poco más de acción frente al yen y la debilidad de las acciones estadounidenses está ayudando", dijo Patrick Brodie, operador de divisas con Sumitomo Mitsui Banking Corp en Nueva York.

El yen suele beneficiarse cuando hay una fuerte aversión en el mercado.

"En el caso del dólar, la venta ha sido bastante persistente durante toda la semana y hoy no es la excepción. El euro y el dólar australiano deberían continuar tocando nuevos máximos la próxima semana", dijo Brodie.

Al caer la tarde en Nueva York, el dólar cerró con una baja de 1,2 por ciento en el día frente al yen a 90,64 yenes, después de haber tocado un mínimo de siete meses de 90,22.

Esta semana, el dólar tuvo un declive de 2,5 por ciento frente al yen.

El euro también bajó 1,2 por ciento frente a la moneda japonesa, cotizando a 132,16 yenes.

El índice dólar, que mide el desempeño del dólar frente a una canasta de seis monedas, cayó un 0,2 por ciento a 76,678 después de haber bajado hasta 76,457, su menor nivel en casi un año.

El euro se mantuvo sin mayores variaciones a 1,4581 dólares, con un alza de 2 por ciento en la semana frente al billete verde. La moneda europea tocó un máximo en el año de 1,4634 dólares al comienzo de la sesión.

Esta semana los inversionistas vendieron dólares por los signos de recuperación de una de las peores recesiones de la historia reciente. Estos alentaron a los inversionistas a dejar los activos vistos como seguros en favor de activos de riesgo como acciones y monedas de mercados emergentes.

Un reporte que mostró una mejora de la confianza del consumidor de Estados Unidos el viernes también se sumó a la reciente evidencia de que se acelera la reactivación económica.

"El impulso en la venta de dólares aumentó y es probable que continúe por un tiempo", dijo Win Thin, estratega de divisas con Brown Brothers Harriman en Nueva York.

El fortalecimiento de los datos económicos de China también alimentó las esperanzas de recuperación global.

Además, los cuestionamientos sobre el valor a largo plazo del dólar se sumaron a los sentimientos negativos hacia la divisa.

El viernes, un funcionario del Tesoro de Estados Unidos dijo que tiene sentido que China diversifique sus enormes reservas internacionales, lo que, según los analistas, alimentó la sensación pesimista sobre el dólar que se afianzó esta semana.

En tanto, la libra subió un 0,2 por ciento a 1,6675 dólares, aún por debajo de su máximo de un mes, mientras que el dólar neocelandés subió un 0,4 por ciento a 0,7055 dólares.