27 de agosto de 2019

"El Brexit no liquidará a la UE", según ministro de Exteriores de Ecuador

Ecuador espera convertirse a finales de este año en "miembro pleno" de la Alianza del Pacífico

"El Brexit no liquidará a la UE", según ministro de Exteriores de Ecuador
UIMP.- América Latina ve con "esperanza" el futuro de la UE pese al 'Brexit', seJUAN MANUEL SERRANO/UIMP

SANTANDER, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El canciller y ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, José Valencia, ha afirmado que desde su país y, en general, desde América Latina se ve con "esperanza" el futuro de la UE y considera que el 'Brexit' "no liquidará el proceso de integración europea" ni provocará una salida sucesiva de Estados miembros de ella.

Así lo ha afirmado durante su intervención en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) codirigido por el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, sobre el futuro de Europa.

Valencia ha señalado que en América Latina son "expertos" en la salida de países de los procesos de integración y por ello, aunque se reconoce que la salida del Reino Unido de la Unión Europea afectará "a las dos partes" --aunque "más" a la primera--, no se ve como "el fin del mundo".

AMÉRICA LATINA Y EUROPA, DOS PROCESOS DE INTEGRACIÓN DIFERENTES

El ministro ecuatoriano ha hecho, durante su intervención en el curso, una comparación entre los procesos de integración en Europa y en América Latina que, según ha dicho, han seguido "caminos diferentes" y ello pese a que, según ha comentado, el proceso de integración europea ha sido, tradicionalmente, un "referente", que ni un "modelo", para el que se ha emprendido en América Latina.

Ha explicado que pese a que en América Latina se intentó en un inicio seguir "al pie de la letra" el proceso de integración europea, se vio que tiene unas "circunstancias específicas" y ello le ha llevado a seguir sus "propias dinámicas".

De hecho, considera que mientras en el proceso de integración se han dado desde que se inició "pequeños pasos" pero logrando "grandes avances", en América Latina parece haber ocurrido lo " inverso": se han dado "grandes pasos" en el marco normativo pero "lentos en la práctica".

Así, ha apuntado que en América Latina la integración económica se encuentra en una "fase incompleta" y la política está en un estado "básico" y "marginal" y avanza de forma "muy lenta".

PROSUR Y ALIANZA DEL PACÍFICO

Pese a ello, el ministro de Ecuador ha destacado que, pese a ello, en América Latina han subsistido esos procesos de integración y, como prueba, ha aludido al recientemente creado Foro para el Progreso de América del Sur (PROSUR), una nueva organización regional nacida el pasado marzo con una declaración institucional en Santiago de Chile respaldada por representantes de varios países de la zona, entre ellos Ecuador, y que aspira a reemplazar a la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

Valencia ha recordado que el experimento de UNASUR, centrado principalmente en una unión política, solo ha tenido una duración de menos de doce años "antes de empezar agua por todos los costados" y tras sufrir un "éxodo masivo" en el que siete de los doce países que lo integraron, entre ellos algunos de los que cuentan con mayor población y economías más potentes, se fueron, como fue por ejemplo Brasil, Argentina, Colombia y Chile, en lo que, según ha dicho, fue una suerte de "Brexit masivo".

Sin embargo, el ministro ha destacado que esto no ha impedido que este proceso de integración se haya "reactivado" con la intención de crear este nuevo foro, PROSUR, que recoja el "legado" y algunas acciones de su predecesor que se consideran adecuadas.

En cuanto a los plazos de este proceso, el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador confía en que a finales de este año PROSUR tome el testigo de UNASUR.

También Valencia ha hablado de la Alianza del Pacífico, la iniciativa integrada por México, Colombia, Pero y Chile dirigida a tender puentes y relaciones comerciales con las economías asiáticas.

El ministro de Ecuador ha avanzado que su país, que actualmente es Estado observador de la Alianza, "muy posiblemente" pase a ser a finales de este año "como miembro pleno".

LOS SOCIOS DE AMÉRICA LATINA

Valencia considera que el propósito de la Alianza "se entiende" ya que, por ejemplo, China ha pasado a ser el principal socio comercial de los grandes países de Sudamérica, como Brasil, Argentina o Chile. Este no es el caso, por ejemplo, de México, que sigue teniendo como socio preferente a Estados Unidos.

El ministro de Ecuador ha señalado que, con China, América Latina tiene una relación que es fundamentalmente económica, comercial y de inversión ya que, por ejemplo, en aquello que tiene que ver con la "visión del mundo" y con las prioridades de la agenda internacional "no coinciden" con el gigante asiático y, por ejemplo, sí más con Europa.

A preguntas de los asistentes, el ministro de Ecuador ha señalado que, desde América Latina, no se tiene una visión que está "creciente" relación comercial con China forme parte de un "juego político" entre ese país y Estados Unidos.

LA IMPORTANCIA DE LA UE

Valencia ha señalado que, aunque Europa no sea el principal socio comercial de América Latina, ni viceversa, se guarda una "evidente sintonía de valores en lo político, económico y cultural" y ve "posibilidades de expandir" esas relaciones tanto a nivel bi-regional y bilateralmente.

Y ha destacado la consideración que hay en Ecuador y en el resto de América Latina de la "potencial relevancia" de la UE no solo para la región sino para "el porvenir del mundo".

Y es que, según ha dicho, después del "daño" que causó para América Latina la "polarización" nacida de la Guerra Fría, la consolidación de un bloque en Europa fue una "gran noticia" ya que permite, a su juicio, trabajar con mayor facilidad en un acción internacional "más abierta" y "no vinculada a una potencia determinada", como puede ser Estados Unidos, y "no marcada por disputas ideológicas o intereses geoestratégicos de grandes potencias".

Además, ha subrayado que permite "explorar nuevos horizontes" de relaciones económicas o cooperación "no vinculados a una particular visión política o perspectiva internacional".

Según ha dicho, una UE "consolidada y fuerte" contribuye a definir un escenario mundial "no bipolar y, por tanto, potencialmente más abierto a posibilidades de cooperación y relación, en particular, para los países en desarrollo".

Para leer más