27 de agosto de 2020

El jurado declara al acusado del crimen de Gerena (Sevilla) "no culpable de una muerte intencionada"

El jurado declara al acusado del crimen de Gerena (Sevilla) "no culpable de una muerte intencionada"
Sevilla.- Tribunales.- AMP.- El jurado declara al acusado del crimen de Gerena " - MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS

No ve acreditado que "quisiese la muerte" de la víctima y el juez ordena poner en libertad al acusado

SEVILLA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El jurado popular constituido para el juicio celebrado contra el ciudadano argentino J.G.M.V. por la presunta autoría de la muerte violenta del vecino de Gerena Gonzalo H.C., a comienzos de noviembre de 2018 en la vivienda de este último, ha declarado por ocho votos a favor y uno en contra que el acusado es "no culpable de una muerte intencionada" y sí es culpable de golpear fuertemente a la víctima y acusarle la muerte, aunque sin intención de ello.

La Audiencia de Sevilla ha acogido este jueves la lectura del veredicto emitido por el jurado popular, después de las cuatro sesiones celebradas para dilucidar el papel de J.G.M.V, de 36 años de edad, en la muerte violenta de Gonzalo H.C., de 62, toda vez que la Fiscalía reclamaba para él 14 años de prisión y siete años de libertad vigilada por un presunto delito de homicidio con la agravante de parentesco.

Según la Fiscalía, el acusado y Gonzalo H.C. mantenían una suerte de "relación de pareja" con frecuentes "rupturas" y reconciliaciones. Si bien en el momento de los hechos J.G.M.V. residía en el domicilio de su exesposa en Sevilla capital para ocuparse del hijo común de ambos, según la Fiscalía, se trasladaba "ocasionalmente" al domicilio de la víctima en Gerena para acompañarle y ayudarle, recibiendo una retribución por ello y protagonizando ambos "frecuentes las discusiones", en el marco de su relación.

Tras pasar juntos un fin de semana en la casa de Gonzalo G.H.C., según la Fiscalía, los dos pasaron la noche del 4 al 5 de noviembre de 2018 en dicha vivienda consumiendo alcohol hasta que pasadas las 10,00 horas, el acusado se prestaba a recoger sus ropas y pertenencias porque debía volver a Sevilla capital, si bien ambos se enzarzaron en "una fuerte discusión".

TAMBIÉN TOMARON COCAÍNA

En un contexto en el que la defensa ha manifestado que ambos "consumieron cocaína" durante la noche, la discusión habría derivado a una situación en la que Gonzalo habría golpeado al acusado en la cara y éste, "con ánimo de ocasionar su muerte o al menos con la clara representación de poder provocarla y aceptando dicho resultado", según la Fiscalía, golpeó "fuertemente" a Gonzalo en la cabeza con un objeto contundente, cayendo éste "desplomado" al suelo.

Tras ello, según el Ministerio Público, el encausado "limpió algunos restos de sangre, escribió una nota tratando de justificar su conducta y se marchó de la casa", falleciendo la víctima entre las 00 horas y las 2 horas ya de la madrugada del 6 de noviembre, por el fuerte traumatismo craneoencefálico que sufría.

J.G.V.M., de su lado, defendió durante su comparecencia en la vista oral que entre él y la víctima había una relación de "amistad" pero no sentimental, relatando que tras aquella noche de "copitas" y cocaína, Gonzalo H.C. se habría opuesto insistentemente a que él regresase a Sevilla capital. La discusión fue tal, según el acusado, que Gonzalo le habría insultado y le habría propinado un puñetazo, así como un manotazo, hasta romperle las gafas. Él, según su testimonio, reaccionó golpeando a la víctima, quien habría caído "de espaldas" encajando probablemente un impacto en la cabeza.

Según J.G.V.M., él abandonó la vivienda de la víctima creyendo que Gonzalo, tendido en el suelo, "se hacía el dormido" o lo estaba, porque según aseguró le oyó "roncar y suspirar" e incluso habría hablado dirigiéndole diferentes comentarios de reproche. Así, J.G.V.M. negaba haber sido consciente de la gravedad de las lesiones cráneo encefálicas que sufría Gonzalo, que falleció ya de madrugada según los forenses.

EL TESTIMONIO DE LOS FORENSES

A colación, recordemos que tanto la médico forense encargada del levantamiento del cadáver de la víctima, como el forense encargado de la autopsia, defendieron como hipótesis más probable que Gonzalo recibiese un golpe "por detrás" en pleno cráneo con un objeto contundente, precipitándose hacia adelante y fracturándose la nariz al caer, pero al mismo tiempo admitían que sus lesiones eran "compatibles" con un golpe inicial en la cara que le hiciese caer de espaldas encajando un fuerte impacto en la cabeza. Era una hipótesis "posible pero menos probable" que la primera, según la médico forense.

En ese sentido, e invocando diversos aspectos vistos durante el juicio, el jurado popular ha considerado probado, por ocho votos a uno, que Gonzalo golpeó al acusado en la cara y éste, "sin ánimo de matarle, le golpeó" a su vez en la cara, ocasionando que cayese hacia atrás y golpeándose éste la cabeza en su caída y sufriendo por ello un traumatismo craneoencefálico que le acabó causando la muerte en la franja horaria descrita por los forenses.

El veredicto del jurado recoge que el acusado y la víctima sí mantenían una relación sentimental, declarando por ocho votos a uno que J.G.M.V. es "no culpable" de una muerte intencionada y que sí es culpable de golpear en la cara a Gonzalo, causándole la muerte aunque "sin intención de ello". Según el veredicto, no ha quedado acreditado que el acusado "quisiese la muerte" de Gonzalo, señalando a tal efecto la nota escrita por el mismo antes de abandonar la vivienda, ni que en ese momento "conociese la gravedad de las lesiones" craneales que sufría el fallecido, pues los propios forenses han manifestado que no eran reconocibles a simple vista.

Dado el caso, la Fiscalía ha pedido que el acusado sea condenado a tres años y medio de cárcel por un homicidio imprudente, mientras la defensa ha pedido que la pena sea "la mínima", solicitando su puesta en libertad bajo la premisa de que J.G.M.V. está en prisión desde finales de 2018, extremo al que ha accedido el presidente del tribunal merced a sus previsiones respecto a la sentencia.

Así, el presidente del tribunal ha anunciado que este mismo jueves será dictado el auto de libertad para el acusado, quedando el juicio visto para sentencia.