5 de agosto de 2016

Unos 150 haitianos quedan varados en el puente internacional que une Ecuador y Colombia

Unos 150 haitianos quedan varados en el puente internacional que une Ecuador y Colombia
REUTERS

QUITO, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 150 haitianos se han quedado varados en el puente internacional de Rumichaca, entre Ecuador y Colombia, donde desde hace tres días tratan de entrar, en vano, a alguno de los dos países.

"No nos dejan entrar a ninguno de los dos países", grita uno de los hombres en esta situación, según las declaraciones recogidas por el diario peruano 'El Comercio'. "Somos 150 personas que estamos prácticamente atrapadas", añade. Colombia no les permite la entrada y Ecuador, por donde llegaron al puente, les impide regresar.

En los extremos del puente, por donde cientos de viajeros cruzan, caminando o en vehículos, se encuentran agentes de la Policía de ambos países. "No pueden entrar si no tienen los papeles en regla", ha explicado uno de los ecuatorianos.

La mayoría, principalmente hombres, sólo llevan mochilas, y duermen en el suelo según avanzan los días, pero se lamentan porque llegado este punto, ya no tienen dinero para comer.

Ambos países están siendo escenario de situaciones similares, con migrantes de diferentes nacionalidades. Ecuador, por ejemplo, deportó a finales de julio a un grupo de 121 cubanos que desde hacía días pedían, en una acampada de protesta en un parque de la capital, que se les concediera un visado humanitario para llegar a México.

Las autoridades ecuatorianas, sin embargo, fletaron tres aviones de la Fuerza Aérea Ecuatoriana y los trasladaron, en tres fases, a la isla.

El delegado provincial del Consejo de la Judicatura, en la provincia fronteriza de Carchi, Pedro Velasco, asegura que durante los últimos meses el norte del país se ha convertido en zona de paso de extranjeros, la mayoría procedentes de Haití, que buscan alcanzar Estados Unidos.

Similares situaciones se han vivido en Colombia, donde en estos momentos se encuentran más de 1.200 inmigrantes procedentes de Cuba que, si bien sólo buscan que el Gobierno de Juan Manuel Santos les permita continuar su viaje a Estados Unidos, con alta probabilidad serán deportados a la isla próximamente.