11 de junio de 2009

Activos América Latina suben por cifras EEUU optimistas

Por Manuela Badawy

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los activos de mercados emergentes fueron apoyados en su mayoría el jueves por una mejora en las cifras económicas estadounidenses, lo que sugiere que la recesión estaría disminuyendo, y por el optimismo continuado acerca de una recuperación regional.

Las cifras de Estados Unidos mostraron que las solicitudes para beneficios por desempleo cayeron la semana pasada, y las ventas minoristas subieron por primera vez en tres meses en mayo. Esto estimuló las esperanzas de que la economía estadounidense podría empezar a recuperarse de su fuerte descenso, llevando a los inversores a sumergirse en los más riesgosos activos de los mercados emergentes.

El peso mexicano subió notablemente tras el fortalecimiento en las cifras estadounidenses y por la subasta diaria del banco central de 50 millones de dólares de sus reservas de dólares. Un alza en los precios del crudo por encima de los 73 dólares por barril apoyó también a la moneda mexicana.

El peso ganó un 1,75 por ciento a 13,37 por dólar. México es un importante exportador de petróleo crudo a Estados Unidos y las ventas de crudo son una importante fuente de dólares.

El peso ha sido conducido a su nivel más débil desde comienzos de mayo esta semana, dañado por la preocupación de que la deuda mexicana pudiera ser golpeada por una degradación de parte de las agencias calificadoras.

El índice bursátil IPC de México ganó un 0,89 por ciento tras una exitosa subasta de bonos del Tesoro estadounidense de 30 años, que calmó las preocupaciones de que el creciente déficit del presupuesto estadounidense elevará las tasas de interés de los bonos largos estadounidenses.

Los activos de Colombia subieron también después de que Dominion Bond Rating Service Limited (DBRS), la principal agencia calificadora de Canadá, elevara a los bonos soberanos de Colombia a grado de inversión.

DBRS elevó su calificación de moneda extranjera de largo plazo a BBB- debido a "las mejoras constantes que Colombia ha realizado en su manejo de deuda, credibilidad política macroeconómica y seguridad pública", dijo la agencia en un comunicado.

Aun si una recuperación global se ve retrasada, la economía colombiana seguirá siendo resistente, agregó la agencia.

El peso colombiano subió un 1,96 por ciento a 2.016 por dólar, el nivel más firme desde mediados de octubre del año pasado, mientras que su índice accionario IGBC se elevó un 1,88 por ciento en el día.

"Los mercados colombianos están al alza en reacción a la mejora en la calificación. Existe una sensación de que es sólo el primer paso y que quizás veremos seguir a las mayores agencias calificadoras en algún punto", dijo Alexander Kazan, vicepresidente de títulos latinoamericanos de Auerback-Grayson, una agencia de corretaje internacional en Nueva York.

Los mercados brasileños estuvieron cerrados por el feriado religioso de Corpus Christi.

Los diferenciales de la deuda soberana se ampliaron 4 puntos base a 412 puntos base sobre los comparables bonos del Tesoro estadounidense, según el índice de JP Morgan, EMBI+.

Los diferenciales se ampliaron a un ritmo más lento, debido a un alza en los bonos del Tesoro estadounidense como resultado de una subasta de bonos de 30 años.

"Parte de la razón por la que los diferenciales no están cayendo muy rápidamente es el hecho de que los bonos del Tesoro estadounidense se han estado desempeñando mejor hoy", dijo Nick Chamie, jefe de investigación de mercados emergentes de RBC Capital Markets en Toronto.

Al mismo tiempo, EMTA, una asociación de comercio para mercados emergentes, reportó que los volúmenes de operación deuda del mercado emergente cayeron con fuerza en el primer trimestre en comparación con el año pasado, ya que los inversores se volvieron más cautelosos en medio de la recesión mundial, aunque hay indicios de un repunte.

Los volúmenes de operaciones descendieron en un 23 por ciento interanual durante el primer trimestre del 2009 a 915.000 millones de dólares. La deuda en moneda local representó un 72 por ciento del cambio en el volumen de operaciones.

No obstante, los volúmenes de operaciones sí repuntaron desde el último trimestre del año pasado, subiendo un 11 por ciento, cuando los niveles de ingreso de mercado emergente tocaron su cantidad trimestral menor en seis años.